Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Louzán paga un estudio que defiende el negocio de la sanidad privada

El sector cobró el año pasado 93,5 millones del sistema sanitario público

La sanidad privada factura más de 540 millones de euros anuales y da empleo directo a más de 11.000 trabajadores en la provincia de Pontevedra, según un estudio promovido por el Colegio Oficial de Médicos, financiado por la Diputación Provincial, que preside Rafael Louzán, del PP, y realizado por el Grupo de Ingeniería de Organización de la Universidad de Vigo. El estudio, presentado ayer en el Colegio Médico de Pontevedra y que la Diputación publicará completo en breve, pretende "poner de manifiesto la importancia del sector sanitario privado en la provincia" por el volumen de negocio que genera y el número de trabajadores empleados. Además de cofinanciar y editar el estudio, la Diputación apadrinó ayer su presentación en un acto al que asistió la vicepresidenta del organismo provincial, Teresa Pedrosa.

El Hospital Povisa por sí solo obtuvo del Sergas 74 millones

El organismo provincial costeará la publicación del informe

El estudio, Impacto económico de la actividad sanitaria privada en la provincia de Pontevedra, ha constatado la existencia de más de 2.124 entidades privadas cuya actividad se relaciona con la sanidad y que son clasificadas en cuatro bloques. Al primero corresponden hospitales, centros médicos y consultorios de diverso tipo. Un segundo bloque lo configuran las compañías de seguros de salud, las mutuas de accidentes de trabajo y los servicios de prevención; el tercero, los balnearios y centros de la tercera edad y, el cuarto, las empresas de suministros sanitarios, esto es, farmacias y distribuidoras farmacéuticas.

Los datos del estudio se refieren al ejercicio de 2008. La aportación más cuantiosa a la facturación total de 540.792.874 euros corresponde a las empresas de suministros farmacéuticos (468, en su casi totalidad farmacias), que suman casi 285 millones de euros. La siguiente partida por volumen es la que suman los 1.533 centros en los que se desarrollan actividades sanitarias y que asciende a casi 193 millones de euros, de los cuales más de 158 millones son facturados por los diez hospitales privados de la provincia. La parte del león, con más de 90 millones de facturación, corresponde al Hospital Povisa de Vigo.

Aseguradoras y mutuas (52 en total) facturaron 6,5 millones, contabilizados como servicios de prevención ya que, según precisa el estudio, el resto corresponde a ingresos que se gastan en su mayoría en los centros en que se desarrollan actividades sanitarias, o revierten en centros externos, centros propios y en capitalizar el sistema de la Seguridad Social. Los centros de la tercera edad (62) y balnearios (nueve) facturaron 56,6 millones de euros.

De los más de 540 millones del total de negocio de la actividad sanitaria privada, 93,5 millones son facturados al sistema público, es decir, al Sergas. De nuevo el grueso de esta partida, 74 millones, corresponde al hospital vigués de Povisa, que mantiene un concierto singular con la Consellería de Sanidade, a punto de expirar, por el que actúa como centro de referencia para 137.800 habitantes de Vigo y su área metropolitana.

Además de la vicepresidenta de la Diputación, Teresa Pedrosa, presentaron el informe el director de la investigación, Carlos Prado, catedrático de Ogranización de Empresas de la Universidad de Vigo, junto a los integrantes de su equipo, y el presidente del Colegio de Médicos de Pontevedra, Luis Campos Villarino. Los autores justificaron el estudio por la necesidad de divulgar la importancia económica del sector sanitario privado en la provincia, "porque es desconocida", y su función complementaria del sistema público.

El presidente del Colegio de Médicos se refirió a los planes del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo de financiar con capital privado la construcción de los nuevos hospitales de Vigo y Pontevedra. Campos Villarino señaló que lo importante es que ambos centros se hagan y que su gestión sea pública. Con todo, recordó que en los hospitales ya hay servicios externalizados, y en la actual coyuntura económica la financiación de un gasto de 1.200 euros por habitante que requiere la gratuidad total de la atención sanitaria "es muy difícil y por eso habrá que echar mano de todos los recursos posibles", argumentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de noviembre de 2009