Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'contrato' entre padres y colegios velará por el rendimiento escolar

Las familias deberán explicar el pacto a sus hijos y acudir a las entrevistas que plantee el centro

La Generalitat quiere reforzar los contactos entre familias y maestros para mejorar el rendimiento escolar. El Departamento de Educación ha enviado una propuesta a las asociaciones de padres que recoge algunos compromisos que deberán aceptar las escuelas y las familias. Estos compromisos se recogerán en una especie de contrato que firmarán las partes cuando un alumno entre en un centro escolar.

La propuesta recoge 19 compromisos, 11 de las escuelas y 8 de las familias, y supone el desarrollo de lo que prevé la Ley de Educación. El bloque de propuestas más numeroso -cuatro de las 11 que corresponden a las escuelas- se centran en reforzar la comunicación entre familias y centros escolares. Los colegios ya lo hacen ahora pero a partir del curso que viene Educación propone "comunicar a la familia las inasistencias no justificadas del alumno/alumna y cualquier otra circunstancia que sea relevante para su desarrollo académico y personal". En esa línea, plantea "informar a la familia de los criterios que se aplicarán para la evaluación del rendimiento académico, hacer una valoración objetiva y si es necesario facilitar a la familia aclaraciones respecto de las calificaciones", reza la propuesta de la Generalitat enviada a las asociaciones de familias de alumnos.

El compromiso se deberá firmar al ingresar el alumno en la escuela

El colegio deberá comunicar las inasistencias que no estén justificadas

Padres y madres quieren participar en el proceso de evaluación

Educación también se plantea "atender en un plazo razonable y dentro de las posibilidades del centro las peticiones de entrevista o de comunicación que formule la familia". Otra propuesta que apunta en esta línea es "mantener comunicación regular con la familia para informar de la evolución académica y personal del alumno/alumna, tanto si la evolución es positiva como si no lo es". Sobre este último punto, la asociación de padres y madres de alumnos Fapac ha planteado a Educación eliminar la expresión "tanto si es positiva como si no lo es' y asegurar que se pedirá colaboración para el rendimiento educativo de los alumnos".

La Fapac -que está presente en 1.889 escuelas, institutos y centros de educación especial- ha pedido al Departamento de Educación que la carta de compromiso incluya mencionar la "participación de la familia en los procesos de evaluación". Por ejemplo, plantea la Fapac, "la familia podría participar en el proceso de evaluación global del centro, aunque el aspecto curricular [contenidos educativos], obviamente, no es el ámbito específico de la participación familiar", remacha la Fapac.

Educación también planteaque se deba "informar a las familias sobre el proyecto educativo del centro y sus normas de funcionamiento", y "respetar las convicciones religiosas, morales e ideológicas de la familia".

Por parte de las familias, éstas "deberán comprometerse a "atender en un plazo razonable (...) las peticiones de entrevista o de comunicación que plantee el centro", y también "informar a sus hijos del contenido del contacto" con los profesores. Asimismo, las familias tendrán derecho a dirigirse al centro "para manifestar sus discrepancias, coincidencias o sugerencias en relación con el desarrollo del proyecto educativo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de noviembre de 2009