ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 23 de octubre de 2009
Reportaje:

El camino dopante de Marcos Maynar

El profesor y médico de equipos de fútbol y baloncesto, sancionado 10 años en Portugal

Basta con teclear Marcos Maynar Mariño en Google para dar con el itinerario dopante más bien curioso, ciertamente azaroso y decididamente impune de un profesor universitario de Cáceres y médico de sus equipos de fútbol (Segunda B) y baloncesto (Liga LEB) al que la federación portuguesa de ciclismo acaba de sancionar con 10 años de suspensión de actividad médica deportiva por prescribir y suministrar sustancias dopantes a los corredores del equipo Maia.

Hasta hace un par de años, el primer enlace con el que se topaba era un email en el que el profesor de fisiología de la Universidad de Extremadura se interesaba por la manera de conseguir Oxyglobin, una hemoglobina sintética de uso animal que, por entonces, era una de las sustancias dopantes más en boga. Bajando un poco en la página, se podía saber más de su implicación en la Operación Gamma 2 -la Guardia Civil le detuvo y registró su domicilio tras ver su nombre como comprador habitual en una página de Internet dedicada a la venta de anabolizantes: quedó libre tras explicar que los adquiría para investigar, coartada que apoyó el rector de la Universidad de Extremadura-, de su relación con varios positivos de ciclistas y de sus investigaciones, a medias con su hermano Juan, catedrático de química, un sabio de los laboratorios, para demostrar que el organismo del futbolista Gurpegui, del Athletic, producía de manera espontánea nandrolona.

La Agencia Estatal Antidopaje estudiará la suspensión también en España

A partir de ahí, el vértigo.

En mayo de 2008, en mitad de una carrera, muere el ciclista Bruno Neves, del equipo Maia, con el que colabora Maynar. Aunque la autopsia determina que Neves no había tomado sustancias dopantes y que murió de una arritmia cardiaca, la investigación es inevitable y lenta. Comienza con registros y descubrimientos de productos dopantes en la sede del equipo y en casa de algunos corredores, prosigue con confesiones y acusaciones y termina con la sanción a Maynar para ejercer en Portugal. A cuatro corredores les sanciona con varios meses y al manager del equipo, Manuel Zeferino, de reconocida fama y ciclista hace dos décadas de un equipo en el que ejerció de médico Artur Lopes, actual presidente de la federación lusa -un país en el que el último año han dado positivo los ganadores de la Vuelta cadete, la Vuelta júnior y la Vuelta absoluta- y vicepresidente de la UCI, le ha recaído una multa de 2.800 euros por faltar a sus deberes de "diligencia".

Después de conocer la sanción, Maynar declaró a la prensa portuguesa que se sentía "ofendido". "Es una sanción incomprensible", añadió; "no sé qué licencia me van a quitar, ya que no tengo licencia ni portuguesa ni española".

Maynar califica su trabajo con el Cáceres 2016, con el Cacereño y con el Maia, de colaboración, de echar una mano a unos amigos, pero ese concepto no le evitará una investigación española de la Agencia Estatal Antidopaje, que considera "preocupantísimo" el caso y ha solicitado el expediente de Maynar a la federación portuguesa para estudiar si los hechos son susceptibles de generar también sanción en España.

La guerra contra los médicos sospechosos, los presuntos camellos y las tramas que mantienen el negocio del dopaje iniciada por el Consejo Superior de Deportes, que va a firmar un acuerdo con la policía para acelerar las investigaciones, no acabará aquí. Los dirigentes antidopaje están elaborando un listado de unos 20 médicos deportivos -los clásicos y algunos que apenas han tenido repercusión pública- para entregárselo a los investigadores policiales, quienes de oficio comenzarán a hacer su trabajo.

Marcos Maynar. / DIARIO AS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana