ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 20 de octubre de 2009
Reportaje:

Un ciclismo que quita el hipo

Las clasificaciones de la UCI sancionan el dominio español en todos los frentes, tanto que ocultan los verdaderos problemas

La UCI cerró ayer oficialmente la temporada ciclista y envió una hoja resumen para quitar el hipo a cualquier aficionado español. Los tres primeros ciclistas del ránking individual son Alberto Contador (ganador del Tour), Alejandro Valverde (Vuelta) y el campeón olímpico Samuel Sánchez. Por naciones, España casi dobla en puntos a la segunda, Italia. Por equipos, el primero es el Astana, de Contador, dirigido desde España por un belga, y segundo es el Caisse d'Épargne, un patrocinador francés para el conjunto español de Valverde. Tanto brillo deslumbrante, obra de una generación única, oculta, como un decorado cinematográfico de cartón piedra, una realidad tirando a preocupante y un futuro más bien negro.

La UCI decidirá hoy, si no alarga los plazos, si concede licencia al Astana de Contador

Oculta, por ejemplo, que ninguna gran empresa privada española patrocina ningún equipo, lo que puede convertirse en un gran problema en 2011, cuando Caisse d'Épargne deje el pelotón; oculta que dos de los equipos financiados por gobiernos autonómicos, el Euskaltel, vasco, y el Xacobeo, gallego, ven cómo se discute y se restringe sus presupuestos, se duda de su necesidad; oculta que el mejor ciclista del mundo, Contador, se encuentra secuestrado en un equipo fantasma de nacionalidad kazaka y con más caras y versiones que Jim Carrey ya que en España nadie ha avanzado dinero para rescatarlo; y también que detrás de media docena de corredores de mucho talento no hay nada, no hay clase media en el ciclismo español, la estructura social de los países en vías de desarrollo: unos pocos muy ricos, unos muchos muy pobres.

El futuro muestra otros escollos. A Valverde le espera el 16 de noviembre la vista del Tribunal Arbitral del deporte (TAS) que decidirá si el Comité Olímpico Italiano (CONI) tenía potestad para sancionarlo por una presunta falta no cometida en Italia. Y si sale con bien le espera otra sesión ante el mismo tribunal, que juzgará la petición de la UCI y la AMA de que la federación española lo sancione por la Operación Puerto.

Antes, hoy mismo si no alarga sus plazos, la UCI decidirá si concede al Astana, que ha contratado para su última versión a un director francés, Yvon Sanquer, especialista en supervivencia -ya fue contratado en 1999 para dirigir la nueva cara del Festina tras el escándalo del Tour del 98-, la licencia para 2010, la última oportunidad para Contador de quedar libre.

Esperándolo hay varios equipos, pero ningún italiano, un ciclismo que llora su peor crisis: por primera vez desde 1989 ningún ciclista italiano ha ganado o una gran clásica o una gran vuelta. La edad media de sus escasas figuras es de 32 años.

El futuro está en Bélgica, dicen, el único país tradicional que sigue creciendo, o en el nuevo mundo, en Inglaterra, en Estados Unidos -los dos únicos países en los que se crean nuevos equipos grandes, que generan figuras nuevas-, en el mundo anglosajón, donde el ciclismo aún se admira con ingenuidad mitómana, no con el colmillo retorcido de las gentes de la vieja Europa.

Alberto Contador.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana