ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 9 de octubre de 2009
Entrevista:CRISTINA GARMENDIA | Ministra de Ciencia e Innovación

"No estoy contenta con el presupuesto"

La titular del departamento más castigado por los Presupuestos reconoce los recortes, pero se compromete a garantizar todos los proyectos en marcha. Pese a los reveses sufridos, asegura: "No voy a tirar la toalla"

Cristina Garmendia ha sufrido seguramente su semana más difícil al frente del Ministerio de Ciencia e Innovación: el drástico recorte en el presupuesto de su departamento, nacido como bandera de la apuesta por la I+D+i del presidente del Gobierno, suscitó una alarma generalizada en la comunidad científica. Garmendia (San Sebastián, 1962) garantiza que los proyectos seguirán en marcha y confía en nuevos fondos extrapresupuestarios para que no caiga el nivel, pero reconoce el revés. Admite que la prioridad hoy es el gasto social, y que, el resto, tendrá que "encajar".

Pregunta. Zapatero prometió dar prioridad a un cambio de modelo productivo basado en la I+D+i, pero los primeros presupuestos recogen un descenso del 3,1%. ¿Coincide usted en que hay una gran contradicción entre palabras y hechos?

"Vemos la dificultad de la economía y hay que encajar la apuesta de la I+D+i"

"Posiblemente otros países no tienen la misma dinámica de protección social"

"Ahora mismo no es posible subir el presupuesto de investigación"

"El capítulo de recorte, aislado del resto, se puede malinterpretar"

Respuesta. El Ministerio de Economía ha propuesto unos presupuestos de gran austeridad, como corresponde al momento económico. Venimos de cinco años de incrementos dentro de un marco de crecimiento y no hay ninguna duda de cuál ha sido la apuesta de este presidente a favor de la I+D+i. El objetivo ahora es garantizar la plena operatividad del sistema de ciencia en España y por ello mantenemos todos los proyectos; pondremos en marcha en 2010 nuevos proyectos de investigación dentro del Plan Nacional de I+D+i y de Ingenio 2010 al mismo nivel que los presupuestos de 2009; e incrementaremos la apuesta por las personas a través de becas y contratos.

P. Pero reconozca que hay un descenso en el presupuesto de I+D+i.

R. Sí, esto es un dato objetivo y está en los presupuestos. No hay un decremento del presupuesto total del Ministerio de Ciencia e Innovación pero sí de la totalidad del presupuesto de I+D+i. Hay un decremento del 3%.

P. Y eso es contradictorio con la apuesta por un cambio de modelo productivo del presidente.

R. Esto es una propuesta por parte de Economía y Hacienda que presenta unos presupuestos con una destacada prioridad en el gasto social, ésa es la prioridad de los Presupuestos Generales del Estado.

P. ¿Y la prioridad de I+D se ha dejado para otra ocasión?

R. No. Es una prioridad clara y manifiesta que hemos tenido los últimos años y que mantenemos durante este año, garantizando otra vez las convocatorias del Plan Nacional en el mismo nivel que el año anterior. Eso demuestra que la I+D+i sigue siendo para este Gobierno una prioridad. Pero esa prioridad por el cambio de modelo y por la I+D+i hay que encajarla en un año que es extraordinario, muy complejo, donde todos los ciudadanos e investigadores estamos viendo la dificultad de nuestra economía, y hay que encajar esa apuesta y ese mantenimiento del nivel de excelencia que hemos adquirido con unos presupuestos que la hacen posible. Nuestra misión es garantizar ese esfuerzo de los últimos años aunque no es posible ahora mismo un incremento presupuestario en un año que es muy complicado desde el punto de vista social y económico.

P. Su propio ministerio, creado precisamente para impulsar ese cambio de modelo, es el que más recortes ha sufrido en gasto no financiero: el 15%. ¿Cómo se siente al sufrir el recorte más brutal de todos los ministerios?

R. Si la pregunta es si estoy contenta con los presupuestos, la respuesta es: no. Si la pregunta es si estoy tranquila porque está garantizada la actividad y la dinámica de la I+D+i en el sistema científico español la respuesta es: sí. El gasto del propio ministerio ha quedado reducido al mínimo; y a los siete Organismos Públicos de Investigación (OPI) que dependen del ministerio les hemos pedido que apliquen los mismos criterios de austeridad y que, coyunturalmente y de forma excepcional, aporten las reservas en forma de ahorro que tienen.

P. ¿No las aportaban hasta ahora?

R. No. Afortunadamente tienen estas reservas porque han tenido una buena gestión financiera y porque el nivel de excelencia científica ha aumentado de tal manera que han ido crecido las fuentes presupuestarias que no dependen de los Presupuestos Generales del Estado, como los programas europeos o los contratos con la industria. Y este año, y de forma excepcional, les pedimos que esas reservas que han acumulado en los últimos años las pongan a funcionar para producir ciencia.

P. Entonces son reservas que no estaban en los presupuestos anteriores.

R. No. Forman parte de su propia cuenta de resultados. Es la primera vez que se les pide que aporten las reservas para garantizar la operación del sistema científico. Eso no quiere decir que otras veces no lo hayan hecho.

P. ¿Insinúa que ése era un dinero que no estaba siendo bien empleado en años anteriores?

R. Todo lo contrario. Eso procede de su propia excelencia y supone una seguridad para el sistema.

P. Pero la reducción de las transferencias del ministerio a los Organismos Públicos de Investigación es de un 22% y el presupuesto de éstos disminuye un 13%. Ellos aseguran que sus reservas ya están incorporadas.

R. Están parte de sus reservas incorporadas.

P. El PSOE prometió en su campaña de 2004 no incluir los créditos en su compromiso de dotación para la I+D, pero este es el capítulo que ha aumentado, mientras se reducen las subvenciones. ¿Comparte que estamos ante otra contradicción?

R. La dotación se ha duplicado. En total, los capítulos de subvenciones, si quitamos el capítulo de préstamos, de 2004 a 2009, se ha duplicado.

P. Se duplicó hasta ahora. Pero las subvenciones para 2010 se han recortado un 15%.

R. El capítulo del recorte, aislado del resto de los impulsos, se puede malinterpretar. ¿Ha habido un recorte? Sí, pero el sistema tiene una capacidad de reaccionar de forma solidaria que hay que poner en valor y de forma excepcional. Pero vamos a garantizar que el sistema no va a sufrir recorte.

P. Cuando se estrenó como ministra mencionó como uno de sus objetivos atraer a 55.000 científicos. ¿En qué ha quedado esto?

R. Evidentemente, la creación de plazas públicas ha quedado muy limitada, pero en cuanto a atracción de talento, en las últimas convocatorias somos el cuarto país europeo en atracción de talento.

P. ¿Es consciente de que países como Francia, Alemania, o EE UU aumentan los presupuestos de I+D pese a que sufren la misma crisis?

R. Posiblemente otros países no tienen que atender la dimensión social que tenemos que atender en España o no tienen la misma dinámica de protección social que tiene este Gobierno. La apuesta por la I+D no se puede entender aislada del resto de las aproximaciones económicas de un país.

P. ¿No es pan para hoy y hambre para mañana, ya que esos países que aumentan su esfuerzo en I+D en tiempos de crisis -y sus científicos- van a estar mejor colocados que España?

R. Nuestro sistema científico ha alcanzado un nivel histórico, somos la novena potencia científica mundial y nuestra obligación es mantenernos e, idealmente, mejorar. Por eso es clave mantener operativas todas las capacidades que ahora están en marcha. Tenemos un talento atesorado, unos científicos de primer nivel, un despliegue de infraestructuras y una gran oportunidad: transformar esa capacidad científica en capacidad innovadora, donde todavía no estamos en la posición que nos corresponde. Tenemos que poner en valor económico ese valor científico.

P. La unión de ciencia y universidades en este ministerio fue defendida por Zapatero como algo necesario para impulsar el modelo económico. Un año después, le quitaron las universidades. ¿Cómo vivió esta amputación?

R. La OCDE reconoció nuestra estrategia de universidad como una de las más prometedoras de Europa, y creo que hicimos bien nuestro trabajo. La remodelación ministerial respondió a la dinámica de reforzar el eje de la educación en un ministerio enfocado a la educación y no guarda mucha lógica que no se ocupe también de las universidades. Ahora el Ministerio de Educación es competente de las universidades pero toda la investigación y transferencia de conocimiento que proviene de ellas es competencia de Ciencia e Innovación.

P. Sufrió esa amputación y ahora el revés de los recortes. ¿No se ha planteado ni por un segundo tirar la toalla?

R. La verdad es que no. Tengo tan claro el gran logro de este país en progresión hacia la consolidación científica y son tan grandes las oportunidades que tiene de convertirse en una economía basada en el conocimiento, que de ninguna manera me planteo tirar la toalla, todo lo contrario. Yo asumo con responsabilidad seguir pilotando la acción de ciencia e innovación.

P. En el Plan Nacional I+D+i 2009-11 se fija un crecimiento de la inversión de un 16% anual: no se ha cumplido en 2009 y no se va a cumplir en 2010. ¿Ha evaluado qué esfuerzo habrá que hacer en 2011 para compensar esta situación de incumplimiento del plan?

R. Los compromisos se lanzan en un contexto económico determinado y no es lo mismo un compromiso presupuestario expansivo en un momento de auge económico que un compromiso presupuestario en un momento de gran dificultad donde hay que atender unos compromisos ineludibles del gasto social. El Gobierno prevé que la economía mejore a lo largo de 2010 y veamos una perspectiva diferente a finales del próximo año, con lo cual podamos contar con unos presupuestos que sigan incidiendo en la apuesta por la I+D+i, que siempre tendrán que estar dentro de un marco general de la situación del Estado.

P. ¿Cuándo se producirá esa recuperación económica? ¿Hay indicios realmente de que podríamos estar en el punto de inflexión?

R. La destrucción económica se ha frenado, creo que los datos ya son bastante claros, y hay cierta recuperación económica en ciertos sectores. Hay nuevos sectores que se ve que crecen con fuerza, como el de la biotecnología. Nuestra gran contradicción es que habrá recuperación económica pero que no tendrá reflejo inmediato en la creación de empleo porque venimos de un modelo económico en que algunos sectores tradicionales tienen un peso muy grande. Pero estos sectores, como la construcción y el turismo, también están entrando en la I+D+i, y también empezarán a generar empleo. El sector de la biotecnología, por ejemplo, en el último año ha creado 18.000 empleos.

P. Los científicos argumentan que para desenvolverse con eficacia en I+D+i hace falta un escenario estable a largo plazo. ¿Recuerda la propuesta de Pacto de Estado que hicieron un grupo de científicos notables en 2004 para dar estabilidad a la ciencia?

R. El Pacto de Estado es un término muy grandilocuente. Yo creo que si la Ley de la Ciencia y la Tecnología sale consensuada en el Parlamento, ése será el Pacto de Estado. Con un gran apoyo parlamentario, la Ley tendrá como dos grandes apuestas la carrera científica y una agencia que financie la investigación. España es el único país de los Quince que no tiene una agencia estatal para financiar la investigación y esto nos resta eficacia. Necesitamos tener un sistema más flexible que separe la política de la ejecución presupuestaria.

P. Pero la Ley encuentra grandes escollos. ¿Cómo cree que los va a solucionar?

R. Hemos tenido que debatir la complementariedad entre la Ley de Economía Sostenible y la de Ciencia. Espero llevar la Ley de Ciencia este mismo mes al Consejo de Ministros, inmediatamente después de la de Economía Sostenible.

P. Ha visto que científicos, rectores, ingenieros y hasta miembros del Gobierno como Gabilondo o el propio PSOE han expresado su preocupación por los presupuestos. ¿No teme perder cierta capacidad de interlocución o credibilidad, un papel de vanguardia en la reivindicación de más dinero para la I+D+i?

R. Cuando veo este movimiento ciudadano, no sólo los foros que destaca, sino también los blogs... esto nos tiene que hacer pensar en que el debate de la I+D+i está por fin en la ciudadanía. Sigo muy atentamente lo que dicen los expertos y también los jóvenes, que tienen que ver las oportunidades en el sistema de ciencia. Espero que este debate también se refleje en el Parlamento y en el presupuesto final.

P. ¿No cree que estos recortes son disuasorios para jóvenes que estén pensando dedicarse a la carrera científica?

R. Hace más de 20 años, cuando decidí meterme en esto, mi decisión fue puramente vocacional, sin tener en cuenta las dificultades, porque eso es lo que me gustaba.

P. ¿Cuál es su balance de lo realizado en su ministerio en este año y medio?

R. Hemos hecho un gran trabajo, no visible de momento, pero espero que lo sea en breve, en la sinergia entre los organismos públicos de investigación para mejorar la organización y lograr mayor eficiencia; hemos avanzado en la Ley de la Ciencia y la Tecnología y desde luego, hemos avanzado mucho en la innovación.

Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, ayer en la sede de su departamento. / BERNARDO PÉREZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana