Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado admite que aún habrá más "recaídas" en el mercado laboral

Economía anuncia nuevos estímulos fiscales en la Ley de Economía Sostenible

La nefasta situación del mercado laboral empequeñece cualquier atisbo de recuperación de la economía española. Los datos de septiembre quebraron la reducción del desempleo que se había registrado entre mayo y julio. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, admitió ayer que habrá más "recaídas" en el empleo antes de que la generación de puestos de trabajo se consolide. Salgado, sin embargo, insistió en que el retroceso del PIB ha tocado fondo y seguirá remitiendo. "No hay ningún riesgo de recaída en el crecimiento económico si se retiran de modo gradual los estímulos fiscales", sentenció.

La vicepresidenta segunda compareció ayer en la comisión de Economía del Senado, pero estas reflexiones las motivaron las preguntas de los periodistas. El texto de su discurso incluía una alusión -"habremos de afrontar retos exigentes, no pudiendo descartar alguna recaída"-, que Salgado no leyó. Aun así, varias agencias informativas y medios de comunicación le adjudicaron la frase y otros le echaron en cara que la omitiera. "No la he leído porque creí que era una errata, seguramente una frase que se coló de otro párrafo", adujo.

La vicepresidenta no descarta recuperar el impuesto del patrimonio

La vicepresidenta también aprovechó para aclarar que no ve "ningún indicio de que los tipos puedan subir en un futuro próximo", en respuesta a las dudas generadas el miércoles por el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que subrayó el riesgo de una "pronta" subida.

En la comisión, los senadores criticaron el proyecto de Presupuestos desde posiciones muy diversas. Mientras José Manuel Barreiro (PP) incidió en la falta de credibilidad de las cuentas del Estado, Jordi Vilajoana (CiU) censuró la retirada de estímulos fiscales y José Manuel Pérez Bouza (BNG) reclamó mayor subida de impuestos para las rentas altas.

"Las previsiones del Gobierno, mal que les pese a algunos, se cumplen", replicó Salgado. Economía sostiene que el PIB caerá un 0,3% en 2010, lo que, junto a la subida del IVA y la eliminación de la deducción de 400 euros del IRPF, permitiría elevar los ingresos tributarios. Sobre la reforma fiscal, la vicepresidenta se mostró abierta a la negociación. Pero también advirtió que las modificaciones anunciadas son "el núcleo de la propuesta". Sobre la resurrección del impuesto del patrimonio, Salgado abrió la puerta a reconsiderarla "si hay consenso".

La vicepresidenta tildó de "muy moderado" el impacto de la reforma fiscal, equivalente a 6.500 millones de euros. "Aun con esa subida de impuestos, el estímulo fiscal en 2010 será superior al de otros países europeos", añadió Salgado, que obvió en sus cálculos la retirada de algunas ayudas, como la reducción de las inversiones extraordinarias de 2009 en otros 6.000 millones. La vicepresidenta anunció además que se introducirán nuevos estímulos fiscales en el proyecto de Ley de Economía Sostenible, sin dar más detalles.

Salgado puso en duda los cálculos del FMI, que anticipan que la economía española no recuperará el nivel de 2008 hasta 2014. La vicepresidenta recalcó que la misma estimación se hace para Alemania. "La diferencia está en que ellos saldrán de la crisis con el mismo modelo de crecimiento, algo que nosotros no podemos permitirnos", concedió, en referencia a la excesiva dependencia del ladrillo. "La deducción por la compra de vivienda [en el IRPF] fue un error", afirmó, tras recordar que la deducción se eliminará en 2011 y asumir que el Gobierno socialista podía haber hecho algo más por pinchar la burbuja inmobiliaria en la anterior legislatura.

Salgado defendió el esfuerzo del Gobierno por mantener un nivel de deuda pública menor que otros países europeos, por el "especial escrutinio" de los mercados a la economía española. La vicepresidenta probó a decirlo de otra forma, más directa: "Nos pasa como con las mujeres, que para que se nos valore igual tenemos que trabajar el doble".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 2009