Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARGARITA SALAS | Bióloga | El recorte de I+D

"Los jóvenes científicos sufrirán"

La bióloga Margarita Salas es una de los grandes de la ciencia española. Estos días está preocupada, a la vista del recorte de financiación de la investigación para 2010. "Me parece inadmisible que el Ministerio de Ciencia e Innovación, creado hace poco más de un año para apoyar la ciencia, el conocimiento y la innovación como motores del desarrollo económico, sea el que más recorte tiene", afirma. Eso sí, puntualiza: "Me consta que la ministra Cristina Garmendia ha luchado fuerte por mantener el presupuesto al máximo y, probablemente, por esa lucha el recorte inicialmente planteado, del 37%, se ha quedado en un 15%".

Pregunta: ¿Cómo ve la situación?

Respuesta: Esta reducción del 15% es muy preocupante, si se culmina finalmente. No tengo claro qué va a pasar con el Plan Nacional, y en el reciente Congreso de Bioquímica pedimos al presidente del Gobierno que lo mantuviese, porque sin los proyectos del Plan no podemos seguir investigando... Y están las becas asociadas a los proyectos, las tesis doctorales, los contratos Ramón y Cajal y otros, sin los que la ciencia no puede funcionar.

"No habríamos podido investigar con créditos, nadie puede"

P. ¿Tendrá esto impacto en los investigadores jóvenes?

R. Sí. Creo que los jóvenes científicos que están iniciando la investigación son lo que más van a sufrir. Pero me preocupa mucho también el gran desánimo que va a producir en los jóvenes. Muchos que acaban los estudios y podrían elegir una carrera investigadora, están desanimados; notamos la disminución de jóvenes para hacer la tesis doctoral en los laboratorios. Si encima ahora se les desanima más con un recorte así, pensarán que la ciencia no tiene futuro en nuestro país.

P. Se dice que la ciencia necesita un escenario estable para desenvolverse. ¿Es verdad?

R. Sí. La ciencia es algo que no se resuelve en cuatro años. En 2004, antes de las primeras elecciones que ganó Rodríguez Zapatero, un grupo de investigadores propusimos un Pacto de Estado por la Ciencia porque, decíamos, hay que pensar en plazos de 10 o 15 años para hacer algo positivo en ciencia. Ya estamos mal: a finales de 2007 España invertía un 1,3% de su PIB en I+D, frente a una media de 1,84% de la UE. Estamos en la cola, y si ahora cortamos el presupuesto, si esta situación se mantiene, nos quedaremos parados o retrocederemos. Desde luego no vamos a llegar al 2% en 2010, como se pretendía.

P. El Gobierno argumenta que se aumentan los créditos para I+D+i. ¿Son útiles los créditos para la ciencia?

R. No, para nada. Los científicos necesitamos subvenciones porque los créditos hay que devolverlos y nosotros no tenemos oportunidad de hacerlo. Hay casos excepcionales en que se genera dinero. Llevo 42 años trabajando con el virus Phi29, ha surgido una aplicación biotecnológica muy importante y la patente genera ingresos (que van en parte al CSIC y en parte al laboratorio). Pero esto no sucede todos los días ni mucho menos, y no lo hubiéramos logrado si no nos hubiesen dado dinero. No habríamos podido investigar con créditos, nadie puede.

P. ¿Hay inquietud en la comunidad científica?

R. Mucha, sobre todo entre los que tienen que solicitar proyectos del Plan Nacional en 2010. También es preocupante que pueda haber recorte de becas y contratos. Hay jóvenes que acaban el doctorado o que han ido al extranjero y que quieren regresar a trabajar aquí; si se reducen los contratos vamos a perder la oportunidad de contar con jóvenes científicos bien formados, se van a quedar fuera. Espero que haya más sensibilidad en el debate parlamentario del presupuesto y se repare un poco esto. Se siembra hoy para cosechar mañana, y si no se siembra no habrá nada que recoger dentro de unos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 2009