Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robert Crumb presenta su versión en cómic del Génesis

"Hay una parte entera del mundo donde la Biblia no importa"

Tras cuatro años de trabajo minucioso, del que todavía se dice "en recuperación", Robert Crumb emprende otro maratón: el de la promoción de uno de los álbumes más esperados del año, Génesis, que saldrá en España a la venta el 23 de octubre editado por La Cúpula. "No ha bastado con pasar todo ese tiempo trabajando con ella, ahora tengo que seguir hablando de ella", bromeó Crumb en referencia a la Biblia, ayer en París, donde recibió a la prensa antes de iniciar una gira estadounidense.

En Génesis, el padre del cómic underground firma una adaptación literal del origen bíblico del universo basado en la traducción de la Torá al inglés de Robert Alter y en la Biblia de King James. Un relato en el que, según Crumb, no hay necesidad de "sátira". "Ya es de por sí bastante disparatado y, sin embargo, está muy arraigado en nuestra cultura".

El artista estadounidense se ha ceñido a ilustrar "cada pequeño detalle" del texto, sin añadidos ni tampoco censuras. Violencia, incestos, violaciones y un papel de la mujer diferente al asumido. "Descubrimos que hay toda una serie de historias matriarcales escondidas, aspectos enteros de unos personajes femeninos fuertes que se han pasado por alto" .

Crumb, afincado desde principios de los noventa en el sur de Francia, comparó la magnitud de su trabajo con poner las vías del Transiberiano. "Jamás lo hubiera hecho cuando era joven, no tenía la paciencia suficiente. Además, todo lo que hice de joven estaba inspirado en las drogas, ahora estoy sobrio". "No he encontrado ninguna inspiración intelectual, es demasiado primitivo", zanjó.

Génesis se publicará a finales de octubre en una decena de países en Europa, en Estados Unidos y en Brasil, con portadas adaptadas a cada uno. La estadounidense, por ejemplo, tiene la advertencia de que no es apto para niños, no se vaya a confundir con un cómic destinado a explicar el Antiguo Testamento a la infancia, mientras que la brasileña es la más sobria. De momento, no hay ningún acuerdo con Asia, aunque Corea del Sur parece estar interesada. "Hay una parte entera del mundo donde no importa lo más mínimo la Biblia", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de septiembre de 2009