ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 22 de septiembre de 2009
Reportaje:

Briatore, apartado de por vida de la F-1

La FIA ve muy grave el accidente voluntario de Piquet pero no sanciona a Renault

El Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil apenas se apartó del guión previsto. Todas las especulaciones apuntaban hacia la posibilidad de que el gran castigado fuera Flavio Briatore, director del equipo Renault, y de que la escudería saliera más o menos bien parada del juicio sumario a que fueron sometidos ayer en París. Y eso fue lo que ocurrió. Hubo un reconocimiento unánime de culpabilidad, pero los 26 miembros del Consejo Mundial determinaron que los dos grandes responsables de que Nelsinho Piquet se accidentara voluntariamente en el Gran Premio de Singapur de 2008, fueron Briatore y Pat Symonds, director de ingeniería. Renault salió de la reunión con una suspensión de dos años para competir en F-1, que sólo se hará efectiva si el equipo recae en otro incidente de "similar gravedad". Es decir, una especie de amonestación como la que impusieron hace unos meses a McLaren por haber mentido a los comisarios.

Briatore y Symonds no podrán entrar en el 'paddock', ni tener relación con la F-1

El Consejo agradeció la presencia de Alonso y ratificó la impunidad de Nelsinho Piquet

En cambio, Flavio Briatore fue apartado por tiempo indefinido, teóricamente de por vida, de cualquier relación con el mundo de la F-1 y de todas las competiciones bajo la jurisdicción de la FIA. "La federación no reconocerá ningún acontecimiento en el que intervenga el señor Briatore. Además, prohíbe su acceso a las áreas de jurisdicción de la FIA. Y no renovará la superlicencia a los pilotos que tengan relación comercial con Briatore o con alguna empresa asociada con él", señala la sentencia del Consejo Mundial. La misma penalización, pero sólo por cinco años, fue decretada contra Pat Symonds.

La sentencia tendrá tantas ramificaciones que va a cambiar la vida de Briatore. El playboy de la F-1, no sólo perderá su principal escaparate, sino que deberá desligarse de todos los negocios adyacentes que tiene en el mundo del motor: es socio de Bernie Ecclestone en la GP2; representa a muchos pilotos, entre ellos colabora con Fernando Alonso; tiene intereses comerciales en la F-1; y hasta ayer era el responsable de mercadotecnia y defensor de los derechos publicitarios de la FOTA (Asociación de Equipos de F-1).

Sin embargo, las implicaciones de la sentencia no acabarán, probablemente, aquí. Briatore es socio de Ecclestone y de Agag en el equipo de fútbol de Primera división inglesa Queens Park Rangers. Y, según el reglamento de esta competición, ningún directivo sancionado en cualquier modalidad deportiva podrá tener cargos en sus clubes.

Al final, el descaro de Briatore al enfrentarse abiertamente a Max Mosley, presidente de la FIA, y a Bernie Ecclestone, director y copropietario de la FOM (F-1 Management), le ha pasado factura. "El mismo Flavio me confesó que estaba cansado de todo esto y que quería dejarlo", señaló hace unos días con ironía Ecclestone. "Ahora le facilitaremos las cosas". Un humor muy británico que a Briatore no debió hacerle ni la más mínima gracia. El ya ex director de Renault se convirtió en un personaje muy crítico con Mosley, tanto por la introducción del KERS como por la drástica reducción de presupuestos que quería implantar en los equipos de F-1. Fue uno de los instigadores del campeonato paralelo que propugnaba la FOTA. Y desde su posición de fuerza en esta entidad, criticó también a Ecclestone por negarse a dar más dinero de la explotación comercial de la F-1 a los equipos. Se hizo incómodo. Y, a pesar de su simpatía, incluso sus amigos le abandonaron.

Briatore, que ayer no acudió a la reunión, no se ha pronunciado todavía sobre la sanción. Sin embargo, Renault emitió un comunicado en el que aceptaba la decisión del Consejo Mundial. "Presentamos también nuestras excusas, sin reservas, a la comunidad de la F-1 por un comportamiento que consideramos inaceptable", proseguía el comunicado. "Y, sinceramente, esperamos dejar atrás esta situación para concentrarnos en el futuro de forma constructiva".

El Consejo reconoció que algunas acciones atenuantes habían tenido un peso específico en la sentencia: Renault colaboró con la FIA en la investigación, despidió a Briatore y a Symonds, pidió disculpas públicas, correrá con los gastos del juicio, y aportará dinero a proyectos de seguridad. También agradeció la presencia de Fernando Alonso y ratificó la inmunidad de Nelsinho Piquet cuya carrera, sin embargo, no podrá salvar. Es difícil que se le vuelva a ver pilotando un F-1.

El Consejo abrió, por otra parte, la puerta a la mejora de los motores para igualar al Mercedes, y agregó el Gran Premio de Corea al calendario de 2010.

Flavio Briatore. / ASSOCIATED PRESS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana