Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una moción obliga a los partidos a pronunciarse sobre la prostitución

IU y ERC proponen la prohibición de los anuncios de contactos en los medios

"Coincidimos en afirmar que la prostitución es consecuencia de las desiguales relaciones de poder entre hombre y mujer. (...) Aspiramos a que nuestros hijos y nuestros nietos vivan en un mundo (...) en donde se supere este lastre histórico. Mientras tanto, tenemos la miseria que tenemos". Con estas palabras, Joan Tardà, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya, abrió ayer de nuevo el debate sobre la prostitución en el Congreso. Los grupos, tanto de izquierdas como de derechas, están de acuerdo en una cosa: lo mejor sería que esta actividad no existiera.

Pero ERC se centra en el "mientras tanto", y sostiene que debe protegerse a las mujeres y regular sus derechos. Hoy presentan una moción con sus propuestas para que se discuta y vote la próxima semana en el pleno. El tema es tan complejo que ayer el partido seguía debatiendo los detalles de su propuesta. La iniciativa obligará a pronunciarse a todos los grupos en un asunto que suscita opiniones muy diversas dentro de cada uno de ellos.

El PP dice que lo urgente es erradicar la práctica de la vía pública

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, respondió con la conocida postura del Gobierno: el problema actual, con un 90% de prostitutas extranjeras, no es la prostitución sino la trata de mujeres. Sobre la marcha del Plan contra la Trata aprobado en diciembre de 2008, la ministra habló de los cambios legislativos que se están preparando (en el Código Penal, la Ley de Extranjería y la Ley de Enjuiciamiento Criminal), de una serie de estudios para conocer el fenómeno y de las 200 redes desarticulados entre 2008 y 2009.

La mayor parte de los grupos consideran insuficientes los logros del plan, esperan a tener delante la propuesta de ERC para fijar sus posiciones y coinciden en la necesidad de abrir el debate de nuevo dada la envergadura del problema. El PP plantea que la urgencia en estos momentos es centrarse en la cuestión de la prostitución callejera. "Hay que ir por partes y ahora la ciudadanía nos está demandando que la erradiquemos de la vía pública", señala la diputada Eva Durán.

Tardà abrió un debate paralelo. Pidió a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que el partido en el Gobierno vote a favor de prohibir los anuncios de contactos y prostitución en los medios de comunicación. Sobre este punto, ERC aún no ha decidido si propondrá la prohibición total o algún tipo de limitación de este tipo de publicidad. Resultaría cuando menos contradictorio que se abogue por la regulación y a la vez se prohíba la publicidad.

Aído calificó de "vergüenza" estos anuncios y sostuvo que estaba "convencida" de que en cuanto las circunstancias económicas de las empresas "lo permitan", dejarían de publicitarse. PP, CiU y PNV están evaluando la propuesta de prohibición. La portavoz del BNG, Olaia Fernández, la defiende y señala que "no se puede perseguir la abolición de la prostitución y después permitir estos anunci-os". IU ha incluido una enmienda en este sentido a un proyecto de ley (de modificación del régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para la mejora de la protección de los consumidores) que se está tramitando en el Congreso. El artículo que proponen dice: "Queda prohibido cualquier tipo de anuncio de contactos y publicidad de la prostitución en todos los medios y soportes incluidos los servicios de la sociedad de la información".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009