ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 9 de septiembre de 2009
ALICANTE | El inicio de curso

Tres colegios públicos tienen problemas por los barracones

El problema en Alicante ya no son los barracones, sino que éstos no llegan. Las madres y padres del colegio Majón Cervantes de Alicante, en el barrio del Pla, están "quemados e indignados". Y no es para menos. Los 400 alumnos de este colegio público no empezaron ayer las clases porque las aulas no estaban instaladas, y no saben cuándo estarán listas.

Y es que llueve sobre mojado. En marzo pasado, debido a unas grietas y deficiencias en la estructura del viejo edificio, el colegio fue clausurado y sus alumnos trasladados provisionalmente cada día en autobús a un instituto en la playa de San Juan. El Ayuntamiento se comprometió a tener listo el solar y los barracones para septiembre. "Pero no están, y dudo mucho que el próximo lunes puedan empezar", comentó ayer Marí Carmen Sáez, presidenta del AMPA, quien amenaza con llevar a todos los niños al Ayuntamiento para que "los cuiden allí la alcaldesa y la concejal". "Yo trabajo, tengo tres hijos y mi madre no puede más", comenta otra madre afectada que ha rechazado ofertas de otras casas para cuidar porque sus hijos todavía no van al colegio.

Pero el calvario de estas madres no es el único. El colegio Pedro Duque de Alicante, con 500 alumnos y un 40% de inmigrantes, tiene el proyecto de reforma aprobado y adjudicado desde mayo pasado. El Ayuntamiento cedió un solar próximo para instalar 72 barracones y albergar 24 aulas. Pero pasó el verano y el solar está igual que estaba. La dirección, según explicaron ayer algunos padres, se ha visto obligada a habilitar espacio en el gimnasio, el aula de música y la de apoyo a clases normales, que ya están en barracones. El material está apilado en cajas y los niños dando gimnasia en el patio.

"El Ayuntamiento no ha hecho nada, no están listos los barracones nuevos y de aquí no se pueden ir", dijo una madre indignada a la puerta del colegio. "Todas las especialidades, música, gimnasia o las películas o documentales, las tenemos que suspender por falta de aulas", comentó un profesor que prefiere mantenerse en el anonimato por miedo a posibles represalias de la Consejería de Educación.

El caso paradigmático en Alicante es el del colegio Benalúa, que ayer estrenó su décimo curso con todos los alumnos en barracones

. Allí la Plataforma por la Enseñanza Pública colocó una pancarta exigiendo la dimisión de Font de Mora.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana