ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 28 de agosto de 2009

"Y mañana venimos a por ti"

Tiene 91 años pero conserva intacta la memoria de una vida trágica y emocionante. Ayer, mientras esperaba, nervioso, alguna noticia de los arqueólogos que arañaban la tierra buscando los restos de su madre, María, una maestra fusilada en 1936 en Lario (León), Laurentino, compartió sus recuerdos con este diario:

"Me despertó y me dijo: 'Mañana estoy aquí. Tú tranquilo'. Mi padrastro vio como la subían en un coche con otro maestro, Eusebio. Cuando ella quiso entrar en casa a por dinero, Eusebio le dijo: 'Adonde vamos no lo necesitas'. Antes de irse, a mi padrastro le dijeron: 'Y mañana venimos a por ti'. Al día siguiente fui en bicicleta a ver al jefe de Falange, en Riaño. Le expliqué que mi padre, militar, había muerto en el Desastre de Annual, en África, que a mi madre la habían matado la noche anterior y que a mi padrastro estaban a punto de matarlo también. Me dijo: 'Vete tranquilo'. Y paró la ejecución".

Fue la primera vez que le salvó la vida. "Después, hizo la mili, desertó, y lo procesaron. Yo me alisté en la División Azul e intercedí por él. La División Azul era un salvoconducto para el resto de la familia. Yo conocí a un comunista que se había alistado para salvar a su padre. Con el tiempo, yo fui perdiendo relación con mi padrastro, porque se me metió en la cabeza que a mi madre la habían matado por las ideas de él".

Confiesa que estuvo a punto de tomarse la justicia por su mano. "Un día, al terminar la guerra, cogí un taxi y fui al bar de los que habían denunciado a mi madre con una bomba y una parabellum. Entré, dispuesto a hacer una barbaridad, pero el taxista me convenció... El asesino de mi madre le había quitado la ropa para dársela a su mujer. No he dejado de pensar en ella ni un solo día. Si está aquí, estará enterrada con Eusebio".

María, maestra fusilada en 1936, y su único hijo, Laurentino.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana