Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Polémico 'reggae power'

Tras explotar en Pekín, la velocidad jamaicana es más noticia por los líos que por los triunfos

Pekín 2008 fue un hito para los velocistas de Jamaica. En El Nido, Usain Bolt mediante, no dieron opción a nadie: ganaron los 100 metros, los 200, el 4x100 masculino... "Nuestro secreto es el reggae power", explicó Verónica Campbell, que se quedó a las puertas de la final de los 100.

Un año después, descontando a Bolt, el poder del reggae homenajea la hazaña con un lío tras otro. En junio cinco de sus atletas (Yohan Blake, Marvin Anderson, Lansford Spence, Allodin Fothergill y Sheri-Ann Brooks) dieron positivo por metilxantina durante los campeonatos nacionales, pero los cinco fueron absueltos.

El abogado de Brooks aprovechó una irregularidad en una de las muestras para anular el procedimiento. El martes pasado, un tribunal desestimó sancionar a los otros cuatro al aceptar que lo detectado no está en la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje.

Brooks se reincorporó a la concentración caribeña en Núremberg para prepararse para los Campeonatos del Mundo, en Berlín a partir del próximo sábado. Una idea que no atrajo a Asafa Powell (ex plusmarquista de los 100 metros), Shelly-Ann Fraser (oro en los 100 en Pekín), Melaine Walter (oro en los 400), Sherika Williams (bronce en el 4x400), Kaliese Spencer y Brigitte Foster. Siguieron preparándose con Stefen Francis en Lignano (Italia), donde residen mientras compiten por Europa.

Como castigo, Jamaica anunciaba ayer que les apartaría de los Mundiales. Pero poco después se retractó. ¿El motivo? "La federación internacional hizo ver a la jamaicana que era bueno para el interés de la competición que no los excluyeran", explicó Pierre Weiss, secretario general de dicho organismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de agosto de 2009