Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

Sin licencia para matar

El anterior ministro de Justicia, caído en desigual combate frente a un ciervo indefenso y la ausencia de licencia legal, ha pronunciado un aforismo que quedará en los anales de la historia del socialismo. Lo cito textual y pido perdón por ello: "La izquierda en el poder no entiende el hecho cinegético; el poder desconoce la relación del hombre con el bosque; conciben la vaca como la vaca de los quesitos".

Desconozco a qué se llama izquierda hoy en día -incluso desconozco si el ex ministro lo sabe-, pero si el hecho de estar en el poder le hace a uno perder la izquierda, me voy a pensar más mi voto la próxima vez, eso para empezar. Además, quisiera pensar que soy de izquierdas y que desde pequeño estoy convencido de que un hombre con una escopeta en la mano es menos hombre y mucho más peligroso para la historia y para los que le rodean, ciervos incluidos.

La izquierda que yo concibo tiene maneras más divertidas de pasar el tiempo en el campo que disparando en plan 007 cañí: sin licencia para matar. ¿Le gusta a usted matar animales indefensos? Adelante, asúmalo y siéntase orgulloso de ser así, es el primer paso para ser feliz. Pero no llame "hecho cinegético" a la caza, utilizando el lenguaje como escudo para su realidad, ni insulte a los que nos gusta otra forma de disfrutar la naturaleza que la que usted propone: un hombre, una escopeta. Sí entendemos, señor ex ministro, sí entendemos la caza: acaba con alguien muerto, ¿no.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009