ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 16 de julio de 2009

Bancos y cajas aplauden la rebaja de provisiones del Banco de España

No se han atendido todas sus reclamaciones, pero consideran que se equipara el sistema español con el europeo - La medida elevará el beneficio

Tanto desde los bancos como desde las cajas de ahorros, ayer la coincidencia fue total. El cambio realizado por el Banco de España para las hipotecas morosas supondrá una rebaja sustancial de las provisiones que permitirá, a un buen número de entidades, mantenerse en beneficios y plantearse las fusiones con mejores perspectivas. Con este movimiento, el supervisor equipara la normativa española a criterios más comunes en Europa y evita que parte del sector entre en pérdidas. Según cálculos del sector, la nueva norma podrá reducir un 50% la necesidad futura de provisiones de las hipotecas de más riesgo.

El supervisor envió el lunes pasado una carta a las patronales de bancos, cajas y cooperativas en la que consideraba que las viviendas terminadas y los locales polivalentes (oficinas o comercios) tenían un valor residual igual al 70% del valor de tasación. Hasta ahora el valor residual era cero. El sector reconoce que el cambio es de gran calado, porque supone que las provisiones se calculan sobre la diferencia entre el préstamo y el 70% de la tasación (véase cuadro adjunto).

El cambio beneficiará más a las hipotecas de mala calidad

La modificación afectará a todas las hipotecas morosas. Sin embargo, en contra de las primeras interpretaciones, de las que se hizo eco ayer este periódico, donde tendrá más efecto es en los préstamos que superen el 80% del valor de tasación. Éstos son los que más morosidad generan y, por tanto, también son los que necesitan más provisiones. Las peores hipotecas son las concedidas en 2005, 2006 y 2007 por cantidades que incluso superaron el 100% del valor de tasación. No hay que olvidar que se basaron en unos precios desorbitados, que han podido caer más del 30%. Buena parte de ellas ahora empezaban a cumplir los dos años de entrada en mora y se deberían dotar por el 100% de su valor.

No obstante, el Banco de España indica en la carta que no se pueden liberar provisiones. Si con el nuevo cálculo, alguien tiene exceso de dotaciones, lo debe aplicar a otros créditos, pero no se pueden recuperar.

El organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez también dice que las tasaciones que sirvan de base deben ser relativamente recientes, para que los precios de base estén ajustados al mercado. En el sector se entiende que no pueden tener más de dos años de antigüedad, aunque no descartan dirigirse al Banco de España para aclarar éstos y otros términos de la misiva.

Pese a la rebaja de provisiones, la mayor parte de la carta del Banco de España tiene un tono exigente y recuerda la necesidad de ser muy prudente en estos momentos. En esta línea, eleva las exigencias de provisiones en otro campo: los créditos al consumo y a promotores que tengan como garantía suelo no rústico o promociones en construcción. El crédito al consumo es el 6% del total.

Este ajuste de tuercas se ha hecho indicando al sector que debe provisionar todo lo que realmente es moroso, aunque la normativa no lo exija. Es decir, cuando una entidad sepa que el titular de una tarjeta no devolverá nada de la deuda, debe dotarlo al 100% pese a que el calendario sólo le obligue a hacerlo en un 50% por ser de un contrato reciente.

Íñigo Vega, de Iberian Equities, considera que con este cambio la banca se podrá centrar sólo en la dotación de morosidad futura y no en el aumento de las coberturas existentes. "Este cambio ayudará a extender la vida del colchón formado por las provisiones anticíclicas", apunta este experto.

Las peticiones del sector, sobre todo las cajas, iban más lejos de lo concedido. Se pedía que el calendario marcado para realizar las provisiones fuera más largo. "Hemos avanzado mucho y no se puede ganar por goleada", admite un ejecutivo bancario.

Alguno incluso dice que esta medida es mejor que la creación del fondo de rescate, el FROB. "Libera las provisiones en donde más nos apretaba el zapato y era lo que más podía hundirnos las cuentas de resultados", explica un responsable de una caja que pide mantener el anonimato.

Algunos expertos del sector inmobiliario apuntan que dar por bueno el 70% del valor de tasación es adecuado en los pisos urbanos, pero que en los de la costa o viviendas de alto nivel, puede ser una cantidad excesiva. Según los expertos de AFI, el nuevo tratamiento "puede desincentivar la adquisición de activos inmobiliarios por las entidades como medida de congelación del calendario de saneamientos o provisiones".

En el sector también hay coincidencia en que la medida se ha hecho con habilidad por parte del Banco de España, que no ha tocado la norma sino que ha aportado una nueva interpretación. "Si hubiera tocado los calendarios, desde Europa se hubieran echado encima diciendo que el supervisor salva a las entidades. Con esta reforma, se iguala en el nivel de provisiones y las críticas serán menores", apunta un experto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana