Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granado se queja de que el Estado no pueda contratar media jornada

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, cargó ayer contra la rigidez normativa que lleva a la Administración a tener contratos "cubiertos a tiempo completo que en la práctica son tiempos parciales enmascarados". De forma gráfica, Granado afirmó: "Como no podemos contratar a nadie a tiempo parcial, contratamos a una persona para que esté ocho horas sabiendo que va a estar cuatro horas tocándose las narices". Granado criticó que por culpa de la falta de flexibilidad del mercado laboral "hay un millón y medio de personas que podrían trabajar y no trabajan".

Siete puntos por debajo de la media, España está lejos del 20% que ocupan los contratos a tiempo parcial en la UE. El secretario de Estado achacó esta situación -"parece que nos hemos hecho alérgicos"-, en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo de Santander sobre el impacto de la crisis en la protección social, a que en España aún se cometen abusos como no remunerar las horas extra y someter a los trabajadores a horarios "infumables". Granado puso como ejemplo, aparte de a la Administración, que muchos mayores de 60 años querrían reducir su jornada laboral pero no pueden. Mayores incentivos por maternidad a los empresarios y reducir la temporalidad puede generar empleo, dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de julio de 2009