ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 5 de julio de 2009
Reportaje:Empresas & sectores

Viaje de ida y vuelta de ACS y la familia March en Indra

Alba adquiere un 10% de la tecnológica en manos de Fenosa

Cambio de piezas, pero no de estrategia, en el tablero de ajedrez. Corporación Financiera Alba, sociedad controlada por la familia March, ha llegado esta semana a un acuerdo para comprar a Unión Fenosa -en manos de ACS hasta hace unos meses, en que se vendió a Gas Natural- un 10% del capital de la tecnológica Indra por un importe cercano a los 246,2 millones de euros.

Corporación Financiera Alba no es ACS, por supuesto, pero los tres grandes socios de control de este último grupo -Florentino Pérez, el presidente; la familia March, y los primos Alberto Cortina y Alberto Alcocer- no cejan desde hace tres años en su empeño de convertir las tecnologías de la información, campo en el que Indra es líder español, en uno de los pilares que sustenten -junto a construcción, servicios y energía- un gran conglomerado empresarial.

En ACS, Alba es accionista principal, y el presidente de Indra, consejero

El presidente de la tecnológica, Javier Monzón, no debe ser del todo ajeno a estos planes, dado que comparte con todos ellos vínculos de amistad y profesionales. Toma asiento desde hace años, por ejemplo, en el Consejo de Administración de ACS y negoció hace ahora tres años la entrada de Unión Fenosa en Indra (a través de una ampliación de capital de 280 millones de euros suscrita en su totalidad por la eléctrica, mediante participaciones de su filial de ingeniería y consultoría Soluziona). Pedro López Jiménez, hombre de Florentino Pérez y de ACS, que era entonces el presidente de Unión Fenosa, pasó a ocupar un asiento en el Consejo de Administración de Indra e incrementó posteriormente la participación de la eléctrica en esta compañía hasta el 18,1%.

La apuesta prioritaria de ACS por hacerse en el sector eléctrico con el control de Iberdrola y su necesidad de recabar fondos para ésta y otras operaciones llevó al grupo que preside Pérez a desprenderse de su participación de control en Unión Fenosa, vendiendo hace un año a Gas Natural por 7.588 millones de euros (y en torno a 2.000 millones de plusvalías) el 45,3% de la eléctrica gallega. Esta venta provocó indirectamente un recorte en la representación de ACS en el Consejo de Administración de Indra, al sustituir a finales como consejero de la tecnológica el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, a Pedro López Jiménez.

Alba, en una nota remitida a la CNMV, justifica la inversión en Indra recordando el valor estratégico de esta compañía y su capacidad para prestar un buen número de servicios tecnológicos. Indra, recuerda, facturó 2.380 millones de euros el año pasado, tiene una capitalización de 2.570 millones, cuenta con presencia en más de 100 países y tiene un gran potencial de crecimiento.

Virtudes importantes para entrar en la cartera inversora de Alba, y también para el gigante ACS, que al fin y a la postre es la mayor inversión en manos de la familia March y de su corporación financiera.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana