Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma de Repsol ocultó fugas de petróleo

Los vertidos han formado manchas de crudo ante las costas de Tarragona

La empresa estadounidense Pride, subcontratada por Repsol y responsable de los últimos hallazgos de petróleo frente al delta del Ebro, ocultó a la Capitanía Marítima de Tarragona que ha sufrido dos importantes fugas de crudo que han causado sendas manchas de al menos un kilómetro cuadrado ante las costas de Tarragona. Según Repsol, Pride tampoco le informó de lo sucedido. Ecologistas en Acción calcula que una mancha de este tamaño con un grosor de cinco milímetros implica una fuga de unos cinco millones de litros de crudo.

El Ministerio de Fomento impuso ayer una fianza de 2,7 millones de euros e inmovilizó la plataforma Pride North América, responsable de los escapes. "Mientras no se presenten los responsables de la empresa, la plataforma no se irá", subrayó el capitán marítimo de Tarragona, Fernando Collado, que pidió que el caso se resuelva con "una sanción ejemplar para los que contaminan y tratan de esconderlo". Fomento no descarta que una de estas fugas originara la enorme mancha que apareció ante el litoral catalán el pasado fin de semana, algo que Repsol pone en duda ya que "parece que no se trata del mismo tipo de sustancia", según un portavoz de la petrolera.

Han causado manchas de petróleo ante las costas de Tarragona

Este diario intentó sin éxito contactar con la compañía estadounidense Pride, que según Repsol tenía previsto remolcar la plataforma de regreso al Atlántico "en pocos días". La empresa fue contratada por Repsol el pasado mes de marzo.

Las dos fugas ocurrieron los pasados 15 de mayo y 23 de junio. Capitanía, tras detectar la primera emisión de hidrocarburos, se puso en contacto con los técnicos de la plataforma por si necesitaban apoyo logístico para limpiarla. "Nos dijeron que no pasaba nada", relató Collado. Lo mismo ocurrió en la segunda ocasión, cuando la plataforma aseguró que no había ninguna incidencia pese a que Capitanía había detectado otra mancha con origen en la infraestructura flotante.

En ambos casos fueron tomadas fotografías aéreas para documentar los escapes. "El problema no es verter petróleo, que se habría podido limpiar con medios de la Administración a cargo de la empresa. El problema es negarlo engañando a las autoridades", subrayó Collado.

El segundo escape documentado por Fomento ocurrió sólo cinco días antes de que apareciera una mancha de hidrocarburos de unos 800 metros de lado frente a las costas de Tarragona. Fomento ha tomado muestras de ambas manchas para determinar si proceden de la misma bolsa de crudo. Los resultados tardarán al menos dos meses, informó Fomento, que tampoco descarta que haya habido más escapes que hayan pasado desapercibidos por las autoridades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009