ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 2 de julio de 2009
Entrevista:IÑAKI ARRIOLA Consejero de Transportes, Obras Públicas y Vivienda

"No hay dinero para destinar al alquiler toda la vivienda protegida que se haga"

Pregunta. Una vez que ha visto la tarea de su antecesor, Javier Madrazo, ¿cree que hay que rediseñar la política de vivienda?

Respuesta. Hay que analizar lo que se ha hecho. No se trata de hacer borrón y cuenta nueva de todo. Habrá programas que merezcan la pena y en otros habrá que introducir correcciones. Lo que me parece fundamental es trabajar la relación con el resto de los agentes del sector.

P. ¿Le parece que el anterior consejero vivió de espaldas a los ayuntamientos?

R. EB no tiene fuerza en los ayuntamientos. Por eso, su trayectoria de gestión en la cartera de Vivienda destilaba una cierta desconfianza hacia los municipios. Yo vengo de ese mundo y tengo una versión distinta de lo que son las cosas. Los ayuntamientos están en la trinchera de la relación con la gente y hay que darles la consideración que tienen. Son una pieza fundamental en la política de vivienda protegida.

"La gestión de EB destilaba cierta desconfianza hacia los municipios"

"Hay que poner un límite a la construcción de carreteras"

P. ¿Por qué no pueden adjudicarse todas las viviendas de protección oficial en alquiler?

R. Si hacemos todo en alquiler, el número de viviendas que se hacen para atender a la demanda se reduciría de manera sustancial. No hay capacidad económica para atender toda la demanda sólo con el alquiler. Si haces vivienda en alquiler y venta, el objetivo de esa parte de venta es reinvertir el dinero para seguir haciendo más pisos. Si todo el dinero se destina a alquiler, no hay capacidad de reinversión. Además, la demanda actual tampoco se decanta mayoritariamente por el alquiler.

P. El alquiler evitaría picarescas y situaciones como el de una persona a la que le adjudican un piso con unos determinados ingresos y después los supera.

R. Hay una clave: mantener la calificación de VPO de forma permanente. Es la mejor herramienta para evitar la especulación. Desde el punto de vista del acceso te puedes encontrar con diferentes situaciones. Por ejemplo, las parejas que se apuntan solas en Etxebide y le toca la vivienda a uno de ellos. Sumadas las rentas de ambos, en muchos casos pueden superar los límites. ¿Y cómo se corrige eso? Son pareja en un momento dado: ¿y si dejan de ser?

P. ¿Qué va a ocurrir con la obligación de que la Administración ofrezca un piso de alquiler a todo el ciudadano que lo precise, tal y como proyectaba el anterior Gobierno?

R. Hay que objetivar ese derecho, decir quién tiene derecho a a él y disponer de los recursos para que se pueda llevar a la práctica. Hay que ser responsables desde el punto de vista de lo que se establezca como un derecho exigible ante la administración para ser capaces de llevarlo a la práctica. Es puro sentido común.

P. Las promociones de VPO pueden quedar desiertas con la actual crisis. ¿De ahí su propuesta de abrirlas a rentas más altas y hacer la vivienda tasada más atractiva para los promotores?

R. Hay una franja de rentas excluida de la VPO y de la tasada, que sólo puede ir a la libre; y ese salto es mortal. Vamos a abrir ese abanico para que puedan entrar más rentas tanto en la VPO de régimen general como la tasada. Hasta ahora, la tentación era que aguantara todo la vivienda libre y con su sobrecoste mantener los precios de la VPO. Cuando hay crisis, eso deja de funcionar y es preciso introducir elementos correctores.

P. Afirma que busca una política de transportes que no sea nociva con el medio ambiente, pero tradicionalmente Transportes ha colisionado con la consejería de Medio Ambiente.

R. Queremos impulsar el ferrocarril como medio de transporte a todos los niveles; no sólo para personas sino también para mercancías. Y también por las cercanías, como el metro, Euskotran, el tranvía de Vitoria o el metro previsto en Donostialdea. Esto es sostenibilidad.

P. Pero en los próximos años van a confluir el mayor número de grandes infraestructuras y la inversión pública mas elevada, con casi 10.000 millones en sólo los seis principales proyectos. ¿Cómo casa tanto hormigón con la sostenibilidad?

R. Hoy los proyectos no se hacen como hace 20 años. Compare la A-8 con la A-1 [Eibar-Vitoria] en la afección al medio ambiente. La ejecución es mucho más lenta porque es más garantista y eso supone unos costes importantísimos.

P. ¿No cree que hay que poner un límite a la construcción de carreteras, que siempre se acaban llenando de coches?

R. Creo que se necesitan infraestructuras viarias para diluir los flujos. Probablemente, habrá que poner ese límite a las carreteras porque el territorio da lo que da. Ahora no podrías hacer otra autopista como la A-1.

P. Pero en este caso las competencias son de las diputaciones.

R. La ejecución es de las diputaciones, pero la ordenación es una ley del Parlamento. La lógica es que las cosas se pacten.

P. El puerto exterior de Pasaia se presenta como la gran polémica de los próximos años.

R. Estamos a favor, porque es fundamental para la regeneración integral de Pasaialdea y el puerto es una apuesta importante para Guipúzcoa y Euskadi.

"El AVE no estará hasta 2015 o 2016"

P. ¿Tiene alguna estimación de cuándo puede entrar en funcionamiento el AVE, después de que su antecesora admitiera que no podría estar para 2013, la última fecha barajada?

R. Me gustaría que estuviera cuanto antes, pero no lo vamos a ver hasta 2015 ó 2016. Esa es la realidad, por lo menos en el tramo guipuzcoano, que es el que corresponde al Gobierno.

P. Todos los equipos del Gobierno en Transportes han hablado en los últimos años de potenciar el ferrocarril, pero la realidad es que ahora sólo supone el 7% de los usos del transporte en Euskadi.

R. Con nuestra línea, la de Euskotren, pocos se plantear ir de Donostia a Bilbao. El TAV, con el que se tardará 35 minutos entre las tres capitales, sí es una alternativa real.

P. ¿Qué va a hacer con las líneas de Cercanías, como la de Renfe en Bilbao, que se solapa con el metro?

R. Las Cercanías de Vizcaya las hemos puesto sobre la mesa para el posible traspaso de competencias, para luego organizar en una sola compañía todo el tema ferroviario. Y mientras, coordinarnos con Renfe y FEVE.

P. ¿Cree que la Diputación de Vizcaya financiará hasta el final el metro, tras la polémica con el anuncio, luego rectificado, de dejar de pagarlo a medias con el Gobierno?

R. ¿Por qué no? Creo que a Vizcaya le interesa, como territorio. El Gobierno vasco ha sido un socio leal en el metro y las mayores cantidades se han invertido en Vizcaya. Creo que mantendrá los compromisos y los que se hagan en el futuro.

P. ¿Tiene intención de buscar inversores privados ante la mala coyuntura económica?

R. En las líneas previstas del metro, la idea es seguir con el sistema actual. Otra cosa es que, con nuevas líneas, se pueda explorar la participación a nivel privado. Pero no pasa de ser una idea.

Iñaki Arriola

- (Éibar, Guipúzcoa, 1959) ha dedicado la mayor parte de su vida política al Ayuntamiento de Éibar, del que ha sido alcalde 15 años (1993-2008). Este licenciado en Derecho, que apenas ha ejercido de abogado debido a su temprana vinculación a la política (empezó de concejal en Éibar a los 23 años), también ha sido parlamentario y juntero.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana