Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Kenny Rankin, cantante y guitarrista de jazz

De voz suave y siempre acompañado de una guitarra acústica, las canciones de Kenny Rankin inspiraron versiones tanto de artistas de jazz como de pop. Tras una carrera de más de 40 años, falleció el 7 de junio en Los Ángeles, a los 69 años. Apenas tres semanas antes le habían diagnosticado cáncer de pulmón, justo cuando empezaba a trabajar en un nuevo álbum. Nacido el 10 de febrero de 1940 en Manhattan (Nueva York), nunca estudió música. Sus comienzos se sitúan en un momento de su infancia, que Rankin explicaba en su web. "Estaba en cuarto curso y canté Oh Santa Noche en un recital de Navidad, mi profesora vino hacia mí y me dijo: 'Kenneth, fue precioso'. Ella me puso en el camino de la música en el que me encuentro".

Antes de los 20 años firmó un contrato con Decca Records, pero cambió rápido a Columbia, donde aportó sus dotes con la guitarra en el disco de Bob Dylan Bringing it all back home. En plenos años sesenta hizo su primera aparición en The Tonight Show. Su voz enamoró hasta tal punto al mítico presentador de la televisión estadounidense Johnny Carson que éste lo invitó en más de veinte ocasiones a su programa.

Criado en un barrio multicultural neoyorquino, su música recoge ritmos afrocubanos o brasileños, con un estilo pop en sus melodías. Aunque por encima de todo predominan los acordes de jazz. Tras un concierto en San Fernando (California) en 2000, el crítico Don Heckman escribió en The Times: "Ha sido, durante una década o más, un cantante en el que sus inusuales habilidades de improvisación y su capacidad innata de dar a una canción un fuerte sentido swing le han situado como un consistente artista de jazz". "Por encima de todo soy un cantante de jazz al que le gusta jugar con la melodía", reconoció Rankin.

Padre de 13 álbumes, su carrera como compositor y cantante se intensificó sobre todo en los setenta, cuando lanzó varios discos -Silver morning, Inside o The Kenny Rankin album, grabado con una orquesta de más de sesenta músicos- que entraron en el Top 100 de la lista Billboard. Hizo exitosas versiones de canciones de otros músicos. La del tema de los Beatles Blackbird impresionó hasta tal punto a Paul McCartney que éste le pidió que la interpretara cuando él y John Lennon entraron en el Songwriters Hall of Fame. Como compositor triunfó con la memorable Peaceful, que Helen Reddy colocó en el Top 20 en 1973, y con In the name of love en la voz de Peggy Lee.

Sobre su forma de interpretar, él mismo dijo: "Es puramente emocional. Todos hemos vivido la desilusión y que nos hayan roto el corazón. Cuando canto A song for you o She was too good to me siento de verdad el dolor. Por eso jamás cambio una letra, porque cuando escojo una canción es por cómo me ha impactado. Me acusan de apartarme de las melodías, pero cuando canto estoy sintiendo, y no pensando".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de junio de 2009