Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estilos

Una 'bauhaus' francesa y futurista

Bioarte y audiovisuales caracterizan Le Fresnoy, un centro único en Europa

El hombre se acerca a la que parece una pintura abstracta y vierte un poco de agua en unos agujeros detrás de la supuesta tela. El hombre es el brasileño Eduardo Kac, pionero del bioarte y la obra que está alimentando no es una pintura, sino un biotopo, un ecosistema de bacterias y otros organismos, que van desarrollándose, según la luz, la temperatura y otros factores ambientales, que determinan su forma, color y actividad. El biotopo se presenta en Panorama, la exposición que reúne todas las producciones de 2009 de Le Fresnoy Studio Nacional des Arts Contemporains, una mezcla de escuela de arte, centro de cultura y centro de producción experimental, situado en Tourcoing, una ciudad del norte de Francia, al lado de Lille y de la frontera con Bélgica.

Godard, Muntadas y Hannah Collins han ejercido allí como profesores

Nacido en 1997, gracias al impulso del entonces ministro de Cultura Jack Lang, como proyecto piloto del cineasta, escritor y artista Alain Fleischer, Le Fresnoy constituye una experiencia única. Su peculiaridad consiste en la especial sinergia que cada año se crea, en este rincón alejado de los centros neurálgicos del arte, entre un cuerpo docente formado por creadores de primera fila (por sus aulas han pasado Jean-Luc Godard, Antoni Muntadas, Hannah Collins, Antoni Abad o Chantal Akerman) y 48 jóvenes, elegidos entre más de 250 candidatos. Todos ellos -alumnos y profesores- tienen un año para realizar el proyecto que les abrió las puertas de este exclusivo centro, dotado de todos los recursos técnicos, humanos y económicos que permiten convertir en realidad los sueños más ambiciosos. Finalmente, en junio, las obras se estrenan en la exposición Panorama, que acaba de inaugurar su 11ª edición. "La escuela es pública y gratuita. Aquí es donde se acaban las excusas, donde proyectos y especulaciones pueden y deben convertirse en obras", asegura Fleischer, que sigue a la cabeza del centro, junto con Pascale Pronnier, responsable de las exposiciones y del intenso calendario de actividades.

El programa pedagógico se centra en la imagen, las expresiones artísticas vinculadas a los medios audiovisuales, las tecnologías digitales y la interdisciplinariedad.

Lo demuestra la presencia entre los docentes de Eduardo Kac, activo en un territorio híbrido, donde se mezclan vídeo, robótica, telepresencia, ingeniería genética y biología. El artista, que se dio a conocer por sus seres vivos únicos, como Bunny, una conejita verde fluorescente gracias al gen de la ameba, está viviendo un idilio con el mundo del arte español. El MEIAC de Badajoz acaba de comprarle el vídeo Reversed Mirror y el IVAM de Valencia ha hecho lo propio con los trajes interactivos de Telepresence garments y Genesis, su obra más célebre, que consiste en un gen artístico creado a partir de la frase del libro bíblico del Génesis, sobre la dudosa supremacía del hombre, convertida en código Morse y finalmente en una base de pares de ADN. Las bacterias que contienen este gen crecen gracias a una luz activada por el público presencialmente o a través de Internet y sus movimientos producen una melodía que varía en tiempo real, según la mutación biológica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de junio de 2009