Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi: "Jamás he tenido relaciones picantes con menores"

El Gobierno italiano afirma que la prensa internacional es "deshonesta"

Silvio Berlusconi, solo admite una pregunta sobre el caso Noemi. "¿Presidente, usted ha tenido relaciones digamos picantes, o más que picantes, con una menor de edad? La respuesta es: no, absolutamente no". Hablando a una cámara de televisión, el primer ministro italiano trató ayer de mitigar el culebrón que protagoniza, y juró "por sus hijos" que no ha mantenido relaciones sexuales con menores. Para dar más fuerza a la negativa, añadió que, si lo hubiera hecho, "habría dimitido un minuto después".

La frase fue seguida de nuevas invectivas contra jueces y periodistas, ante una asamblea de comerciantes, la Confesercenti, que fueron recibidas con abucheos. Al oírlos, Berlusconi dijo: "Sois solo cuatro o cinco, porcentualmente irrelevantes. Mañana dirán que he sido contestado".

Tres de sus cinco hijos han salido en defensa del primer ministro

Tras los editoriales críticos de varios diarios europeos, desde el Financial Times a EL PAÍS, Berlusconi aseguró: "Están a sueldo de la izquierda".

A la defensiva desde hace días, Berlusconi trata así de recuperar la iniciativa. Ha confesado a su círculo íntimo que su peor pesadilla es ser recibido por los italianos al grito de "pedófilo". Y sabe que el caso Noemi no se apagará fácilmente. La noche anterior, a su llegada al estadio Olímpico para asistir (entre cabezadas al lado del rey Juan Carlos) a la final de la Champions, fue saludado con gritos de "papi, papi", que es como ha trascendido que le llamaba la joven Noemi Letizia.

Convertido en un caso global por sus propias contradicciones (ha mentido repetidamente sobre el asunto), el caso Noemi implica cada día a más gente. Tres de sus cinco hijos han salido al paso de los ataques del líder de la oposición, Dario Franceschini, que había preguntado a sus compatriotas si confiarían la educación de sus hijos a Berlusconi. "Estamos orgullosos de los valores de nuestra familia", replicaron Marina y Piersilvio, sus vástagos mayores, y Luigi, segundo hijo de su matrimonio con Verónica Lario.

También ha hablado una tía de Noemi Letizia, la joven napolitana que copa las portadas, y ha desmentido la versión del primer ministro y el padre de la joven. Berlusconi entró en sus vidas a finales de 2008, no antes. "Cogió cariño" a la joven y la llamaba a menudo. Los padres pensaron que la relación ayudaría a Noemi a "entrar por la puerta grande" en el mundo del espectáculo.

La revista Espresso trasluce esa idea con un reportaje titulado El harén de Berlusconi, que narra el ambiente de las fiestas de fin de año en Villa Certosa (Cerdeña). Según la revista, el primer ministro reúne a medio centenar de mujeres de entre 20 y 30 años, y les ofrece joyas con forma de mariposa (una especie de sello que portan las amigas del magnate), canciones, bailes y una charla política. Las velinas llegan en avión privado y visitan las tiendas de la zona, donde gastan hasta 2.000 euros por cabeza a costa del benefactor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 2009