Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo anula la lista 'abertzale' a las europeas

Cinco magistrados votan en contra pero no presentarán votos disidentes

El Tribunal Supremo anuló bien entrada la madrugada del sábado la candidatura Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (IISP), al estimar las demandas del Gobierno y de la fiscalía, que la consideraban una continuación del entramado de apoyo a ETA. A reserva de que lo que diga el Tribunal Constitucional, la candidatura que encabeza Alfonso Sastre no podrá, por tanto, concurrir a las elecciones europeas de junio.

La decisión de la Sala Especial del alto tribunal se conoció oficialmente pasadas las tres y media de la madrugada, a través de una nota de la oficina de prensa del Supremo. Poco antes, fuentes del tribunal explicaron a este periódico que cinco de los 16 magistrados de la Sala Especial habían considerado que los indicios de vinculación con formaciones ilegalizadas de los promotores, candidatos y avalistas de IISP no eran suficientes para tumbar la candidatura.

Por primera vez en la aplicación de la Ley de Partidos trasciende un desacuerdo

MÁS INFORMACIÓN

Así, se registró una votación que arrojó un resultado de 11 a 5 a favor de anular la candidatura. Los disidentes fueron el ponente de la sentencia, José Luis Calvo, y los cuatro nuevos magistrados del Tribunal Supremo que tomaron posesión el pasado miércoles y que, al ser los más modernos del alto tribunal, tuvieron acceso a la Sala Especial precisamente en esta deliberación. Se trata de Alberto Jorge Barreiro, Benito Gálvez, María Isabel Perelló y María Lourdes Arastery. Sin embargo, se acordó que el auto no contendría votos disidentes, por lo que oficialmente será una decisión adoptada por unanimidad. Es la primera vez que trasciende un desacuerdo dentro de la Sala Especial en la aplicación de la Ley de Partidos.

Los magistrados iniciaron las deliberaciones sobre las cinco de la tarde del viernes e hicieron un alto cuando, sobre las nueve de la noche, los promotores de Iniciativa Internacionalista presentaron las alegaciones a las demandas del Gobierno y del fiscal. Los 16 jueces de la Sala Especial cenaron en la sede del alto tribunal y continuaron la deliberación ininterrumpidamente hasta las tres de la madrugada. Tras anticipar el fallo, a las cinco de la tarde de ayer retomaron los trabajos de redacción y revisión del auto de anulación, que estaban ultimando anoche al cierre de esta edición.

Según fuentes del Supremo, los debates discurrieron en una línea muy jurídica, pero no se centraron en las dificultades de aplicar la Ley de Partidos a una lista surgida de la coalición de partidos Izquierda Castellana y Comuneros, sino en si los vínculos que detallaban los informes de la Guardia Civil y recogían las demandas eran suficientes para probar la continuidad delictiva. Finalmente, la mayoría decidió que así era. En definitiva, el Supremo ha estimado una vez más que la candidatura impugnada, apoyada por la ilegalizada ANV, responde al propósito fraudulento del entorno de ETA de estar presente en el Parlamento Europeo. A partir de hoy, los representantes de la lista anulada pueden acudir al Constitucional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de mayo de 2009