Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 562 altos ejecutivos del Ibex cobran 915.000 euros de media

Santander, BBVA y Telefónica tienen las cúpulas mejor pagadas de España

El Santander emergió en 2008 como el primer banco occidental por beneficios, con más de 8.800 millones. El banco sorteó la crisis financiera mucho mejor que sus grandes rivales internacionales y sus ejecutivos tuvieron recompensa por ello. Los 29 altos directivos del grupo, incluyendo seis consejeros con funciones ejecutivas, cobraron una media de cuatro millones de euros por persona. El Santander repitió el año pasado como la entidad española que mejor paga a su cúpula directiva, seguido por el BBVA y Telefónica, según los datos que las empresas terminaron de comunicar la semana pasada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los informes anuales de gobierno corporativo muestran que las empresas del Ibex 35 tienen en total 82 consejeros ejecutivos y otros 480 altos directivos. Esa élite que gestiona las principales empresas cotizadas españolas obtuvo en 2008 una retribución de 915.000 euros por persona, según las cifras publicadas por las empresas. En realidad, la cifra superaría el millón de euros si se computasen en los informes todas las pagas extraordinarias, plurianuales o las aportaciones a los fondos de pensiones de los altos directivos.

El sueldo medio de los consejeros ejecutivos supera los dos millones

Dada la casuística de cada compañía y el cambio en la composición de la muestra (varían las empresas y, en ocasiones, el número de directivos de cada una) es difícil sacar conclusiones exactas sobre cómo han evolucionado las retribuciones de los altos directivos. Pero la impresión general es que, aunque en algunas compañías la crisis se dejó sentir en 2008, en la mayoría no se han apretado el cinturón. La mayoría de los anuncios de congelación de sueldos o de rebajas de la paga variable se han hecho de cara a este año, lo cual se explica en parte por el hecho de que el bono por resultados u objetivos con frecuencia se paga una vez cerrado el ejercicio.

En el caso de los consejos de administración, el sueldo aumenta en la mayoría de las empresas, aunque partidas excepcionales del año 2007 de unas pocas compañías provocan que la cifra total caiga.

En todo caso, hay grandes diferencias entre unas empresas y otras, e incluso en el seno de las grandes empresas. Los mejor pagados son los consejeros con funciones ejecutivas, principalmente presidentes y consejeros delegados de las grandes empresas. En este grupo, la retribución media supera holgadamente los dos millones incluso sin contar pagas plurianuales o aportaciones a pensiones.

El mejor pagado de todos ellos es Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, con una paga fija y variable de 9,3 millones y un aumento de su fondo de pensiones de otros 12 millones. Le sigue el presidente del BBVA, Francisco González, con 5,7 millones de paga fija y variable, 11,22 millones de aumento de pensión y otros 3,3 millones en acciones por un incentivo plurianual. El tercero, por debajo ya del listón de los 20 millones, es el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que ganó 6,5 millones más una gratificación de 10,24 millones "por consecución de objetivos de planes estratégicos plurianuales y situaciones excepcionales y puntuales".

Entre los que llevan la etiqueta de altos directivos no consejeros (una categoría que varía mucho de una empresa a otra), el sueldo medio es de 700.000 euros. De nuevo sobresalen los directivos del Santander (3,6 millones de media), Telefónica (2,4 millones) y BBVA (1,7 millones, aunque en este caso sin contar el incentivo plurianual).

Sin criterios homogéneos

La transparencia sobre la retribución de los consejeros y altos directivos de las grandes empresas ha dado un gran salto en España en los últimos años. Sin embargo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores permite a las empresas cumplimentar sus informes de gobierno corporativo con criterios dispares que dificultan la comparación no sólo de un año a otro sino también entre empresas.

Hay empresas que incluyen las retribuciones plurianuales o excepcionales en el sueldo del consejo (Santander o Telefónica) y otras que no (BBVA o Iberdrola); algunas contabilizan en el total el pago de indemnizaciones por cese (Endesa, Enagás o Acerinox en 2007) y otras no lo suman (Telefónica). Iberia lleva años, con la venia de la CNMV, sin incluir en el sueldo del consejo lo que percibe su presidente como ejecutivo. Grifols ni siquiera lo publica.

Al final, es el juego de esas partidas el que mueve el signo en un sentido o en otro. Las indemnizaciones de 2007 son las que provocaron que -aparentemente- el sueldo de los consejos cayese en 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 2009

Más información