Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una sobrecargo de Avianca por narcotráfico

La policía ha detenido a una sobrecargo de la compañía aérea colombiana Avianca, a la que relaciona con un alijo de medio kilo de cocaína que introdujo a través del aeropuerto de Barajas oculto entre libros, desodorante y cosméticos de uso personal, según fuentes policiales. El arresto de esta jefa de azafatas supone el punto final a la Operación Clave, una investigación de la Brigada Central de Estupefacientes que comenzó en el verano del año pasado y que se ha saldado hasta ahora con el decomiso de más de 300 kilos de cocaína y el arresto de casi una treintena de personas.

La sobrecargo, que se llama Jeanete y que tiene en torno a 50 años, llegó a Barajas en un vuelo procedente de Bogotá. La policía sabía que iba a tener una cita con varios individuos en la plaza de Castilla de Madrid y decidió controlar discretamente el encuentro. Así fue como vio que la empleada de Avianca entregaba una bolsa de unos grandes almacenes a uno de los tres hombres con los que se había reunido.Los agentes de la Brigada de Estupefacientes interceptaron el coche al que se subieron los hombres (tres colombianos). Tuvieron que cavilar mucho hasta descubrir en el portaequipajes un escondrijo al que se accedía mediante un complejo sistema que se activaba tras meter la marcha atrás del vehículo. Dentro de ese zulo se halló la bolsa con medio kilo de cocaína en frascos de champú, hidratante y desodorante.

La empleada de Avianca era una pieza más de una red narcos a la que la policía vincula con más de 300 kilos de droga descubiertos el pasado febrero: 172 kilos en una nave industrial de Alcobendas (Madrid) y otros 140 kilos en el puerto colombiano de Panamá que habían sido embarcados con destino a Valencia.

Por otra parte, la Brigada Central de Estupefacientes, en colaboración con la Ertzaintza y la Policía Municipal de Madrid, ha desmantelado un laboratorio de cocaína montado en el número 31 del Camino de Santiago, en el barrio de Las Tablas. Los narcos tenían en su poder 16 kilos de droga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de mayo de 2009