Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero negocia acuerdos para digitalizar el sistema educativo

Ultima un pacto con telefónicas, fabricantes de procesadores y editores

El Gobierno negocia a toda marcha un plan de digitalización del sistema educativo con los fabricantes de procesadores -entre ellos Intel-, editores de libros y compañías telefónicas. Está previsto que, "si se cierra el acuerdo" antes del 12 de mayo, lo presente José Luis Rodríguez Zapatero durante el debate del Estado de la Nación, según han confirmado a EL PAÍS fuentes del Gobierno. El objetivo es hacer "la escuela del futuro, la escuela 2.0", como lo definió la anterior ministra de Educación, Mercedes Cabrera en su última intervención en el Congreso de los Diputados.

El plan se ha negociado durante meses con las principales operadoras de telefonía para extender el ADSL y generalizar el wi-fi (Internet sin cables) y las editoriales de libros de texto para reforzar la capacidad de transmisión de datos y consensuar los cambios de contenidos.

El sector editorial dice estar mucho más preparado que el de la enseñanza

Durante dos meses editores y técnicos de la Secretaría de Estado del Ministerio de Educación, que dirige Eva Almunia, han negociado la manera de acelerar los cambios en el soporte de los contenidos. "Ésta es una gran oportunidad para la industria editorial española, puesto que hablamos de un mercado de 400 millones de estudiantes", apuntó Cabrera.

Fuentes del sector del libro, confirmaron ayer que "el proceso está muy avanzado" y afirman que "el sector editorial está mucho más preparado que el sistema educativo, que está en la prehistoria digital".

El principal obstáculo "es el problema tecnológico, antes que el de los contenidos", ya que, depende del soporte que se elija, los contenidos se diseñan y presentan de una manera o de otra para que haya una verdadera interactividad a la hora dar y explicar las clases. "No se trata simplemente de escanear un libro de texto", explican fuentes del sector, "lo que modifica es la manera de enseñar y aprender".

Los editores reconocen que la brecha digital de España es "brutal" respecto a otros países de la Unión Europea. Por eso, el Gobierno contempla varias posibilidades: desde dotar con un ordenador a cada alumno, hasta la extensión de la pizarra digital o el cañón (proyector) para cada aula, lo que tiene un coste extraordinario. El segundo gran problema, desde el punto de vista pedagógico y de las nuevas formas de aprendizaje a través de las nuevas tecnológicas, está en la formación del profesorado. "Éste es uno de los problemas más graves", sostienen las mismas fuentes. El éxito del plan dependerá, pues, de la capacidad de adaptación del profesorado a las nuevas tecnologías.

Fuentes oficiales confirman que el acuerdo se ha cerrado con Intel, porque pertenece a una familia de procesadores que proporcionan un potente desempeño, con un consumo eficaz de energía sin perder velocidad.

El Ministerio de Educación ha adelantado ya que va a crear una plataforma web que aglutine todos los contenidos y servicios que pueden ser útiles a los profesores de todos los niveles educativos. De hecho, según datos oficiales, durante el curso 2007-2008, se ha dado este servicio a más de 25.000 profesores. A través de esta plataforma se ofrecen cursos de formación a los profesionales de la docencia, contenidos pedagógicos, materiales digitales, informaciones y espacios de intercambio de información y experiencias.

El ministerio pretende potenciar el canal Mepsyd en Youtube para potenciar el uso de las redes sociales entre profesores y alumnos, lo que se ha traducido en que en siete meses de funcionamiento el canal ha recibido más de 350.000 visitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009