Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Los antivirales ya no se pueden dispensar en las farmacias

Las farmacias españolas no despachan ni Tamiflu ni Relenza desde el lunes por la tarde. El Gobierno ordenó paralizar la venta de estos dos antivirales, los únicos fármacos que por ahora, según la OMS, son útiles para combatir la gripe porcina. España cuenta con una reserva de 10 millones de estos preparados. Fueron adquiridos progresivamente desde 2005, a raíz de la alerta de epidemia de gripe aviar, y todavía serían útiles porque caducan en 10 años.

Ahora, estos antivirales -que se compraban en farmacias bajo prescripción médica- son suministrados únicamente en las boticas hospitalarias, como establece el plan nacional contra la gripe. "No son fármacos de uso general, y debemos restringirlos", explica el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos. Se trata de que la gente no los use de forma indiscriminada, algo que podría provocar que se creara resistencia al virus y que la medicación fuera inútil.

Muchas boticas de España disponen de Tamiflu (Roche) y de Relenza (GlaxoSmithKline), pero tienen las dosis inmovilizadas. "Había gente que presionaba a los médicos para que se los recetaran, y lo que han hecho es controlar estos fármacos para hacer una utilización racional. Así que sólo se da en hospitales", explicaba ayer Juan del Arco, director técnico del Colegio de Farmacéuticos de Vizcaya. A las farmacias gallegas llegó el lunes una circular con instrucciones del ministerio y de la Consejería de Sanidad en la que se dan instrucciones para restringir la venta de los dos preparados. El objetivo es que no haya desabastecimiento.

Sin embargo, la propia ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, tranquilizó ayer a la población y explicó que las dosis disponibles son "suficientes" y que los laboratorios tienen capacidad de servir más fármacos si fuese necesario. Para evitar posibles conflictos y como parte del protocolo marcado, Defensa tiene en custodia una parte de esos antivirales en un centro militar, y las comunidades, otra.

Con información de Belén Kayser y Alberto Uriona

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009