ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 13 de abril de 2009

Las constructoras plantean a Blanco elevar ya el gasto público en obras

Seopan propone acelerar proyectos de carreteras y de transporte por ferrocarril

El pasado miércoles, el nuevo ministro de Fomento, José Blanco, recibió en su toma de posesión abrazos y parabienes de todos los presidentes de las grandes constructoras, que habían acudido a la sede ministerial a presentarle sus respetos. No falló ninguno. En una entrevista con este periódico, publicada cuatro días después, Blanco adelantó que actualizará el plan de infraestructuras con el objetivo de agilizar obras. Pero antes, el ministro quiere oír al sector, con cuyos representantes se reunirá esta semana. Seopan, la asociación que aglutina a las grandes compañías, plantea dar un empujón a proyectos de autovías y transporte de mercancías por ferrocarril. Y pide un gasto extraordinario contra la crisis de 11.000 millones de euros anuales en 2009 y 2010, lo que equivale al 1% del PIB.

El ministro de Fomento ha citado a la patronal del sector esta semana

La asociación presidida por el ex director de la Oficina Económica del Presidente, David Taguas, elaboró una propuesta de actuación urgente que la ministra saliente, Magdalena Álvarez, no tuvo tiempo de estudiar. La base de esa propuesta es completar la red de autovías de primera generación, con contratos de ampliación, mejora y mantenimiento; anticipar otras carreteras y autovías, en diferentes fases de licitación; y abordar el desarrollo del transporte de mercancías por ferrocarril.

Son actuaciones que siempre han reclamado los constructores. En su opinión, un plan extraordinario de infraestructuras es una medida eficaz ante la recesión, ya que eleva el potencial de crecimiento de la economía, genera empleo y aumenta la productividad. Según los análisis de Seopan, un incremento de inversión pública como el previsto tendría un notable efecto expansivo en la actividad económica a medio y largo plazo; más aún si se financia gracias a la reducción del gasto no productivo en lugar de con un aumento de impuestos. Y elevaría la generación de empleo en un 1,5%, lo que llevaría a crear 300.000 empleos. En definitiva, permite un 80% de autofinanciación gracias a la actividad que produce y el empleo que crea.

El plan que maneja Seopan prevé que el esfuerzo inversor extraordinario se inicie ya y se prolongue al menos hasta 2010. En ese periodo de dos años, la patronal del sector contempla la posibilidad de acelerar los trámites en 37 proyectos de carreteras y autovías para poner en obras 3.000 kilómetros. La inversión inicial ronda los 13.000 millones, según el primer borrador del plan, que data de noviembre del año pasado.

Pero si se aceptan las propuestas, Fomento tendría que poner el reloj en marcha de forma inmediata. Esta iniciativa exige una serie de requisitos como recurrir a la modalidad de concursos de proyecto y obra, realizar la declaración de urgencia de los expedientes, utilizar el procedimiento restringido para realizar la contratación y utilizar también el procedimiento de urgencia en la expropiación y ocupación de terrenos.

Seopan baraja la posibilidad, y así se lo plantearán al ministro, de que se recurra a la financiación privada cuando sea posible. Esta vía se redujo a la mitad el año pasado (poco más de 5.000 millones) respecto a 2007 y se limitó a obras promovidas por comunidades autónomas y ayuntamientos. Para reflotar esta forma de colaboración, el sector quiere que se desarrollen mecanismos de pago por disponibilidad, que no estén vinculados en exclusiva al tráfico (peaje). Y piden también la colaboración de la Administración para lograr préstamos bonificados a través del Banco Europeo de Inversiones o del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Para Seopan, la financiación privada se encuentra con muchos impedimentos, sobre todo en las inversiones para el transporte de ferrocarril. En ese sentido, se quiere acelerar las obras en varios ejes: el mediterráneo, con desarrollo especial del triángulo Zaragoza-Valencia- Barcelona, y el área central de la línea Norte-Sur (de la frontera con Francia a Algeciras).

Pero mientras en las infraestructuras de ferrocarril la financiación privada es más complicada, sí tiene más viabilidad en la inversión en autovías y carreteras. De hecho, en varios de los tramos propuestos, Seopan da la opción de costearlos mediante financiación privada, a través de concursos de concesión administrativa. Y otros tendrían que recurrir a la financiación pública directa o presupuestaria, a través de concursos administrativos de obra. En estos últimos tendría cabida el método alemán, que permite a la Administración hacer el pago de una vez a la conclusión de la obra.

El plan de trabajo

- Más presupuesto. La asociación que representa a las grandes constructoras pide elevar en 11.000 millones la inversión en obra pública.

- Al menos dos años. Seopan quiere que este esfuerzo inversor extraordinario se inicie ya y se mantenga, al menos, hasta 2010.

- 3.00o kilómetros. Seopan ha identificado 37 tramos de carreteras y autovías, en distintas fases de tramitación, donde podría acelerarse el inicio de las obras. También ven opciones en nuevas líneas ferroviarias para el transporte por mercancías.

- 3o0.000 empleos. La patronal cree que esta inversión elevaría la creación de empleo un 1,5%.

El puente del Regueirón, en la autovía A-63 a su paso por Salas, Asturias, uno de los más complejos construidos hasta ahora en España. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana