Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
La remodelación del Ejecutivo

González-Sinde defiende ahora el diálogo con los internautas

Hace dos meses pidió pelear contra las descargas ilegales

No llevaba ni diez minutos anunciado su nombramiento y en Internet comenzaban diversas campañas en su contra por sus contundentes opiniones sobre la piratería en la Red. Así que ayer la primera pregunta a Ángeles González-Sinde, nueva ministra de Cultura, tenía que ser sobre Internet. La ex presidenta de la Academia del Cine templó sus palabras: "Hoy día todos somos internautas, y ellos también tienen puntos de vista a tener en cuenta. Creo que se va a encontrar una solución buena para todos. Lo primero que quiero hacer es reunirme, hablar y escuchar para entender todos los puntos de vista". Nada que ver con discursos como el que pronunció en los últimos Goya: "Hay que seguir peleando. Peleando para que las descargas ilegales no nos hagan desaparecer, para que nuestros administradores comprendan que en el negocio de la Red no pueden ganar sólo las operadoras de ADSL, mientras que quienes proporcionamos los contenidos perdemos". La vicepresidenta Fernández de la Vega aseguró horas más tarde, tras el Consejo de Ministros: "Somos muy sensibles con las reivindicaciones del sector de la cultura y también de los internautas".

Ayer, todo fueron declaraciones de diálogo que González-Sinde también dedicó a los otros retos de su cargo: el desarrollo del reglamento de la Ley del Cine, las leyes de la Música y las Artes Escénicas, de Archivos... "Quiero oír a las partes implicadas antes de tomar ninguna decisión. Estos días de fiesta voy a estudiar y a estudiar. Los que nos dedicamos a las artes sabemos que en la confrontación de ideas está el futuro, y esta casa es una casa de diálogo".

Antes, en el discurso de presentación, posterior a las palabras de ánimo de César Antonio Molina, el ministro saliente, y que pronunció rodeada de otros miembros del Gobierno, como Ángel Gabilondo, Bibiana Aído, Carme Chacón, Cristina Garmendia y María Teresa Fernández de la Vega, González-Sinde apostó por el apoyo del poder público a la creación: "La inspiración sola no basta, y el talento necesita de un terreno adecuado para echar raíces y brotar".

De público, además de múltiples cargos del mundo de la cultura, directores como Enrique Urbizu, Víctor García León, Daniel Calparsoro, Juan Luis Iborra, Alfonso Albacete, Gracia Querejeta o David Menkes; productores como Elías Querejeta, Eduardo Campoy o Enrique Cerezo; el distribuidor Enrique González Macho; actores como Adriana Ozores, Pilar Bardem o Jordi Dauder; diseñadores como Ana Locking y Modesto Lomba, o la bailarina María Pagés. Hubo aforo completo para ver a una cineasta que había prometido su cargo el día de su 44º cumpleaños: "Recibir una cartera coincidiendo con tu cumpleaños es la cosa más extraordinaria".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de abril de 2009