Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid da un millón para salvar a Juanito

Al Gobierno de Esperanza Aguirre hasta ahora no le ha hecho falta una ley para subvencionar a organizaciones antiabortistas en la Comunidad de Madrid. Un buen ejemplo es el concierto que mantiene con la asociación Adevida desde 2001. Los presupuestos de este año le destinan una partida de más de un millón de euros, a repartir con Villa Norte, una red de residencias gestionada por religiosas, para asesorar a mujeres en periodo de gestación y apoyarlas en caso de que quieran llevar adelante su embarazo.

Adevida propugna, por ejemplo, que "la anticoncepción es contraria a la ley natural" y que "sólo Dios tiene derecho absoluto sobre nuestro cuerpo". En su página web se puede leer un tebeo que narra la vida de un feto, Juanito, desde que es un óvulo recién fertilizado hasta la interrupción del embarazo. El cómic describe con crudeza las cuatro maneras en que "son asesinados los niños por sus propias mamás". Juanito acaba en un cubo de basura, rodeado de moscas. "El aborto es un asesinato", sentencia el tebeo.

Fue una diputada socialista, Pepa Amat, la que descubrió al beneficiario de la ayuda pública. "Me llamó la atención que fuera tanto dinero y sólo para dos organizaciones, que además no aparecían especificadas", explica. Preguntó en el Parlamento madrileño y por fin consiguió saber el destino de la partida misteriosa.

El Gobierno de Aguirre aprobó también, en septiembre del año pasado, una convocatoria de subvenciones a entidades que asisten "a jóvenes embarazadas y madres y padres sin recursos y al mantenimiento de una red de apoyo". En total, 700.000 euros. Destinados, entre otras, a asociaciones como Provida Alcalá, que en su web alerta de que "muchas mujeres han sufrido algún daño físico a causa de un aborto legal" o de que el aborto "deja cicatrices emocionales", "es violento" y "explota a la mujer". También subvenciona a la Asociación Víctimas del Aborto, en cuyo espacio de Internet muestra "desgarradores" testimonios de mujeres que han abortado.

En comparación, las ayudas destinadas a educación sexual y anticoncepción son irrisorias. Una de las más altas que se concedió el año pasado fue para la Asociación de Planificación Familiar de Madrid, que regenta una consulta gratuita de atención sexual para jóvenes con médicos y educadores. Su subvención fue de 41.335 euros, con los que debía costear los gastos del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de abril de 2009