Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ARIEL IBAGAZA | Centrocampista del Villarreal, rival hoy del Panathinaikos

"El media punta se está perdiendo en Europa"

Ariel Ibagaza (Buenos Aires, Argentina; 1976) exhibe un escorpión tatuado en el dorso de la mano derecha en homenaje a su horóscopo. Su juego siempre tuvo algo de venenoso desde la media punta, desde donde repartió la temporada pasada 14 asistencias en la Liga con el Mallorca. El problema es que ya casi nadie juega con un media punta en Europa. Ni siquiera el Villarreal, que hoy (20.45, Canal +) tiene la necesidad, en Atenas, de hacer efectiva la superioridad que no pudo plasmar en la ida ante el Panathinaikos (1-1).

Pregunta. ¿Se está perdiendo la media punta?

Respuesta. En Argentina se sigue utilizando con dos delanteros, un enganche y tres centrocampistas. En Europa sí se está perdiendo. Será porque la mayoría juega de la misma manera, salvo el Barça, que lo hace con tres delanteros.

"Irán a por el 0-0 y a que fallemos. Esperemos marcar y abrir espacios"

"Somos uno de los tres equipos europeos que mejor juegan, con Barça y Manchester"

P. Pero, si el Villarreal no usa la media punta, ¿por qué le fichó?

R. Pregúntele a Llaneza [José Manuel, consejero delegado]. El centrocampista se debe acostumbrar a cualquier posición: derecha, izquierda o doble pivote.

P. ¿Ha perdido velocidad?

R. No. El fútbol es, más que nada, ser inteligente. Y elegir siempre bien.

P. ¿El más inteligente?

R. Guti. Lee muy bien los partidos. Y De la Peña.

P. Mide 1,66 metros y calza un 38 de pie. ¿De qué manera ha condicionado su carrera?

R. Hay muchos bajitos. Con la experiencia, sabes que no tienes que ir al choque y que debes tener cuidado con los balones por arriba. Pero es una ventaja: puedes ser más rápido y, cuando el campo está embarrado, moverte mejor.

P. Compárese con Cazorla.

R. Hay muy pocos que manejen las dos piernas como Cazorla, que juega más en los costados y tiene mejor pegada desde fuera del área. Yo siempre jugué en el medio.

P. ¿Le da más placer el último pase?

R. Sí. Es lo que más me gusta. El curso pasado, en el Mallorca, di 17 o 18 asistencias con Güiza.

P. ¿El goleador con el que mejor se ha entendido?

R. Eto'o. Tuve también la suerte de jugar con Torres, Güiza y Pandiani. El Niño también era potente. Le costaba definir, pero le ha venido muy bien irse del Atlético.

P. ¿Por qué le ha costado entrar en el Villarreal?

R. Jugué por la izquierda. La forma de entrenarse es parecida a la del Mallorca, pero la forma de jugar cambia mucho. Acá se tiene mucho el balón y hay mucha calidad de media cancha adelante. En el Mallorca, al ser chico, jugábamos al contragolpe.

P. ¿Frustrado por haber sido sólo dos veces internacional?

R. Sí, un poco triste porque, cuando era joven, estuve en todas las selecciones. En 1995, con Sorín y Biagini, fuimos campeones del mundo juveniles en Qatar. Ganamos 3-0 a la España de Raúl y De la Peña. Y después, en la final, a Brasil. Riquelme ha sido uno de los mejores 10 de Argentina. Aimar ha estado muy bien con Román y ahora llega Messi. Mi intención es volver. Mi ídolo fue Bochini, de Independiente, que también daba el último pase. Después, en Europa, Valerón, Djalminha, Zidane..., jugadores diferentes.

P. ¿Por qué fracasó en el Atlético?

R. Triunfé, pero, como no nos clasificamos para la Copa de la UEFA, las cosas no funcionaron.

P. ¿Cuándo debutó en Lanús?

R. A los 17 años, con Héctor Cúper. Vine al Mallorca en 1998. Hace diez años que estoy aquí y me siento orgulloso. Yo empecé a los seis en un equipo de papi-fútbol, seis contra seis, en Villa Diamante. A veces trabajaba con mi papá en una fundición. Mi mamá era ama de casa.

P. ¿Cómo explica el declive de Cúper?

R. Si llega a ganar las dos Champions con el Valencia y la Recopa con el Mallorca, se hablaría mucho de él. Es una persona muy seria que trabaja muy bien en la defensa. Hablo mucho con él y tiene ganas de entrenar en Europa. Pero, si no ganas títulos, eres mediocre. En el fútbol sobran muchos carteles.

P. ¿Su mejor entrenador?

R. En Argentina, Cúper. En España, Luis Aragonés y Gregorio Manzano. Luis es el mejor español: ganador y con mucha visión. Manzano es un psicólogo.

P. ¿Pellegrini?

R. Lleva cinco años en el Villarreal y eso dice mucho. Da libertad de mitad de cancha adelante, busca el arco rival y le gusta jugar en campo contrario.

P. Pero a usted le disgustan las rotaciones.

R. No soy problemático. Si tengo que esperar, esperaré.

P. ¿Qué partido prevé en Atenas?

R. Ellos irán a por el 0-0 y a que nosotros nos equivoquemos. Esperemos marcar un gol y que abran espacios. En El Madrigal hicieron un gol en un solo tiro. Se vio que fuimos superiores, pero nos costó no estar más tranquilos en los últimos metros.

P. ¿Cómo ha cambiado el fútbol desde que empezó?

R. Los equipos chicos han crecido mucho, aunque la calidad se impone al físico el 95% de las veces. El Villarreal es uno de los tres de Europa que mejor juega, con el Barça y el Manchester United. El Inter y el Madrid se defienden bien atrás y tienen buen portero para el contragolpe.

P. ¿Le sorprendió la llamada del Villarreal?

R. Sí. Mi intención era retirarme en el Mallorca, pero volver a jugar la Champions era una oportunidad que no podía dejar pasar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 2009