Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Consell arropa a su jefe ante la suma de escándalos

Casi medio Gobierno valenciano arropó ayer al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el único acto público de su agenda, ante la suma de escándalos que se acumulan a la puerta de Presidencia.

Las consejeras de Agricultura y de Industria y Turismo y los titulares de Bienestar Social y de Medio Ambiente, acompañados de docenas de cargos del PP y representantes del sector agroalimentario ovacionaron al jefe del Consell durante la presentación de un plan especial de apoyo al sector agroalimentario en el polígono industrial de Carlet (Valencia), donde Camps colocó la primera piedra de un futuro centro de tecnologías hortofrutícolas.

El acto se convirtió en un acto de apoyo a Camps, asediado por los escándalos relacionados con la trama de corrupción que salpica al PP y a la Generalitat y las adjudicaciones millonarias que realizó su consejero de Gobernación, Serafín Castellano, a un constructor amigo suyo.

En ese contexto, el vicesecretario de Organización del PP, David Serra, reiteró ayer el apoyo del partido a su presidente y a su secretario general, Ricardo Costa, que aparece también en el auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. "Creemos en su ética y en su honradez", dijo Serra, que compareció acompañado de la vicesecretaria de Comunicación, Marta Torrado. Los portavoces populares criticaron la actuación del alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, que ha achacado a un error que se pagasen facturas de la campaña electoral del PSPV de las cuentas municipales.

Los populares, sin embargo, no hicieron ni un amago de autocrítica respecto a los escándalos que afectan a altos cargos de la Administración y del partido. Serra aseguró que Víctor Campos, ex vicepresidente del Consell imputado por Garzón, pidió la baja temporal de militancia del PP. El vicesecretario de Organización popular aseguró que el otro imputado, Rafael Betoret, ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo y actual jefe de protocolo de la Diputación de Valencia, no es militante del PP.

Mientras, en Castellón, el equipo de gobierno del PP rectificó ayer su propia información sobre alguna de las 200 empresas de la operación Gürtel que han sido proveedoras del Ayuntamiento. El PSPV halló en el Listado de proveedores según contabilidad municipal, con más de 70.000 datos, la existencia de un pago a la asesoría de Ricardo Costa. El PP rectificó e indicó que la lista incluye también a clientes del Ayuntamiento.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 2009