Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asfixia a su mujer hasta matarla y se tira por la ventana

El supuesto autor del crimen está en un hospital de Valencia en estado grave

"Escuchamos ruidos de madrugada, ruidos de mover muebles. Esto no lo podíamos imaginar, aunque él tiene un carácter muy raro". El hermano y la hermana de Francisca Doménech Micó lamentaban ayer no haber prestado más atención al movimiento que les despertó y que venía de la planta de arriba. A las ocho de la mañana de ayer encontraron a su hermana muerta, en la cama, y a su cuñado tirado en la acera con importantes heridas, después de haberse arrojado por la ventana.

Francisca Doménech tenía 65 años. Rolan Roeser, de origen alemán, 57. Ella, natural de Beneixida (Valencia), se marchó a trabajar a Alemania de jovencita y regresó hace poco más de cuatro años. Allí se casó con Rolan. La vuelta a España coincidió con la jubilación de ambos. Se instalaron en una casa ubicada en el número 17 de la calle de La Vall. Ella y su marido ocupaban la primera planta. En el bajo vivían sus hermanos. Rolan se comportó siempre, según los familiares, como un hombre muy cerrado en sí mismo y poco comunicativo, con una necesidad constante de estar siempre pegado a ella. No permitía que su esposa se relacionara. De hecho, ni siquiera se sentaban todos juntos a comer, dicen los hermanos.

Rolan, según fuentes del caso, asfixió a Francisca con la almohada, en la cama, presumiblemente mientras dormía. El forense afirmó que la muerte debió de producirse de madrugada, entre las tres y las cinco. Después del crimen, Rolan se tiró desde la ventana de la segunda altura de la casa. Está herido grave en el hospital General de Valencia.

Ni judicial ni policialmente hay antecedentes de maltrato en esta pareja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de marzo de 2009