Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia y Brasil chocan por una niña que abortó a los nueve años

Ni el reproche del ministro de Salud brasileño, José Gomes Temporão, ha hecho cambiar de opinión al arzobispo José Cardoso Sobrinho, que ha excomulgado a la madre y a los médicos que practicaron el aborto a una niña de nueve años embarazada de gemelos tras ser violada por su padrastro. "No me arrepiento. Es mi deber alertar al pueblo para que tengan temor a las leyes de Dios", dijo a EL PAÍS.

Según el jefe de la archidiócesis de Olinda y Recife, los adultos involucrados en la interrupción de la gestación (15ª semana), cometieron un "homicidio contra dos vidas inocentes". El episodio ha situado en lados opuestos al Estado y a la Iglesia católica. El ministro dijo: "Me estremecieron los dos hechos: lo que ocurrió con la niña y la posición de ese religioso que, equivocadamente, al decir que defiende una vida, coloca en riesgo otra igual de importante". El aborto se permite en Brasil por violación, riesgo para la vida de la madre o anencefalia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de marzo de 2009