Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrent cesa al gerente de Nous Espais, José Doménech

La polémica ha salpicado de nuevo a Nous Espais, empresa municipal de Torrent dedicada a actividades urbanísticas. Hoy, el punto del día del consejo de administración extraordinario de la sociedad será único: el cese de José Fermín Doménech, el hasta ahora gerente y que lo fuera también del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA).

Recalificaciones de viviendas de protección pública (VPP) a concertada, subidas de precios sin previo aviso o una supuesta adjudicación directa de pisos a familiares de un candidato municipal del Partido Popular que no cumplían los requisitos han sido algunos de los hechos que los vecinos y los grupos de la oposición, PSPV y Bloc, han ido denunciando públicamente en los últimos meses.

"El cese del gerente es el primer paso, porque si la alcaldesa, María José Catalá, y el consejero delegado al concejal de Urbanismo, Santiago Martí, conocían lo que hacía Doménech, eran tan responsables como él", afirmó José Veiga, portavoz de los socialistas de Torrent.

Viviendas por acabar

Los problemas crecen. Tras el cambio de viviendas de protección a concertadas, que supone un aumento de 50.000 euros para los propietarios, son ahora los vecinos del edificio M-13 de Parc Central, también VPP, los que se quejan por las condiciones en las que les han entregado las viviendas.

Según los adjudicatarios, desde que Edival, empresa constructora encargada de la obra, les entregó las llaves de los apartamentos el pasado cuatro de agosto, los desperfectos han ido en aumento. "Todavía no me he podido mudar porque hay tabiques sin anclar y se mueven, las paredes están desconchadas, los suelos rallados... Parece que sea de broma", explica uno de los afectados, que dice haberse puesto en contacto tanto con la promotora como con Nous Espais.

"La respuesta que dieron los de Edival ante nuestras quejas fue simple: 'por la crisis no hemos podido hacer los controles de calidad", afirma el joven perjudicado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009