ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 28 de febrero de 2009
EL ESPECTADOR | Elecciones 1-M

Norman Mailer y el lobo

El 7 de noviembre de 1960, John Fitzgerald Kennedy le ganó las elecciones presidenciales a Richard Nixon. Días antes, el escritor Normal Mailer le envió una carta a Jacqueline Kennedy: "Permítame expresar que deseo estar equivocado en mi miedo a la noche del día 7. No estoy de acuerdo con su marido respecto a Cuba [JFK era partidario de derrocar al régimen cubano], creo que se dispone a cometer un grave error, pero votaré por él, de todas formas. Creo que es más importante que nunca que gane. Es sólo que he perdido ya gran parte del placer de emitir el voto...".

En esa situación Mailer parece estar parte del electorado gallego, uno de cada cinco, creo recordar de las últimas encuestas. Así que ayer, último día hábil, todos los candidatos se esforzaron en ganarse las últimas voluntades. Bien, no sólo los candidatos. Los medios tienen dos días más y ayer en ABC, casi la mitad de los artículos de opinión versan sobre las elecciones gallegas, en concreto sobre lo del yate. El más poético, del género de viajes, el de una tal Mónica Fernández-Aceytuno, comienza: "En el aire, Galicia tiene una tierra muy oscura, como hecha con la hojarasca de los siglos...". También en La Voz de Galicia se esmeran en aclarar sus preferencias. Dentro del género "la Biblia explicada a los niños", César Casal explica que "el Bloque no se ha hecho más realista por llegar a la Xunta. El Bloque, como su nombre indica, es monolítico y su forma de actuar es muy simple".

"No estoy de acuerdo con su marido, pero votaré por él porque creo que es importante que gane"

En el mismo medio, Juan Gómez-Jurado, autor de best sellers mundiales de tema esotérico y religioso, apunta una opción novedosa por si fallan las tradicionales: "¿No será ya hora, Touriño y Feijóo, de ser los líderes que de verdad necesita Galicia?". A la misma conclusión ha llegado, sin tanto mundo, el alcalde socialista de Vimianzo, Alejandro Rodríguez, que en Radio Obradoiro reconoce que le pide a los vecinos que voten por el PSOE o por el PP. "A este paso, al Alejandro de Vimianzo le espera una embajada", comenta Carlos Luis Rodríguez en El Correo Gallego.

Otras voces se dedican a promover la participación, aunque sea "a la Mailer". "Cuando los que inventaron, engrasaron y usaron los mecanismos clientelares acusan de caciquismo al actual Gobierno bipartito y alguien lo cree, algo pasa. Avergonzar a los votantes es la técnica electoral preferida de la derecha conservadora", era la isla de Lourenzo F. Prieto anteayer en La Voz. "Después de décadas (no sólo 16 años) de hegemonía institucional de la derecha, la izquierda social hemos desarrollado un peculiar laicismo político y un enraizado agnosticismo electoral. Ese agnosticismo, grabado a hierro en muchos, deviene ahora en amnesia y desmovilización y es el factor que puede propiciar un retorno de la derecha por culpa de la abstención", coincidía Antón Reixa en Xornal de Galicia.

Las llamadas vienen a cuenta porque, según analiza el sociólogo y escritor Fermín Bouza en su blog El voto con botas, "el PP comenzó con una campaña normalizada que le hizo avanzar y reducir distancias con el bipartito. Pero eso se ha terminado. PSdG y BNG le han visto las orejas al lobo y han reaccionado. Al electorado más difícil del bipartito parece haberlo llamado a filas la campaña negativa del PP". Bouza, gallego emigrado en Madrid, también ha venido, y confiesa en los Grouchos de Manuel Rivas en este periódico: "De esta vez, no tengo buenas vibraciones. Vi al lobo. Sólo hay una posibilidad de que no venga. Que el electorado de izquierdas, esas decenas de miles de personas que aman la libertad, no caigan en una abstención activa como parece que puede pasar. Los resultados dependen ahora mismo de ese 4% o 5% de la población". En ese 4% o 5% de la población, sordo a los políticos, debió pensar el actor Yves Montand cuando dijo: "Aunque no te ocupes de la política, ella se ocupará de ti".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana