Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Presidencia se conjuró con la Volvo Ocean para ocultar las cláusulas del contrato

La empresa ha logrado encargos públicos por más de seis millones de euros

La Generalitat contrata con opacidad. La Sociedad para la Imagen Estratégica y Promocional de la Generalitat suscribió en julio de 2006 con la Volvo Event Manegement -propietaria de los derechos de la regata de la vuelta al mundo- un contrato confidencial donde se estipulaban las condiciones para que la Volvo Ocean Race saliera en octubre del año pasado del puerto de Alicante. Entre los documentos entregados la pasada semana por el Consell -dos años después de que lo solicitara el Grupo Socialista en las Cortes- no está el contrato suscrito por la sociedad de la Generalitat y la dueña de los derechos de la regata.

El Consell sólo entregó dos escuetos folios donde se explica que los firmantes no revelarán el contenido del contrato. "Ninguna de las dos partes, durante o después de la caducidad o terminación de este acuerdo, publicará, revelará o divulgará ninguna información confidencial de la otra parte a nadie...". Las dos partes se comprometen incluso a que "si cualquiera de las dos, debido a leyes obligatorias, es forzada a revelar información confidencial, aquella parte, antes de la revelación, avisará a la otra parte y ambas decidirán conjuntamente cómo minimizar las consecuencias del mismo".

El número de contratos y la cuantía no están cerrados

La sociedad pública resolvió en 22 días la adjudicación de la fiesta de la Volvo

La Sindicatura de Comptes advirtió de facturas electorales no justificadas

Orange Market presentó su oferta el 9 de septiembre y el 12 resultó elegida

Un portavoz de la vicepresidencia primera del Consell dijo ayer que la confidencialidad fue una condición impuesta por Volvo Event y que este contrato ha sido auditado por la Sindicatura de Comptes.

La organización de este evento de vela, que ha costado unos 20 millones de euros según Presidencia, arrancó el 28 de abril de 2006 con la firma por parte de la Generalitat de un acuerdo de intenciones con la propietaria de los derechos de la regata, el 6 de julio se firmó el acuerdo confidencial y el Consell lo convalidó el 14 de julio de ese año.

La falta de transparencia de la sociedad pública no se circunscribe solo al contrato suscrito con la Volvo Event. De los cerca de 70 contratos gestionados por la Sociedad para la Imagen de la Comunidad Valenciana, la práctica totalidad se otorgaron, según consta en la documentación entregada en las Cortes, por el sistema de procedimiento negociado o contrato menor, lo que evita el concurso público y, con ello, que empresas no invitadas presenten ofertas alternativas.

Un buen ejemplo es el contrato que la empresa de la Generalitat adjudicó a Orange Market, sociedad presidida por Álvaro Pérez, imputado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la supuesta trama de corrupción vinculada al PP. En menos de un mes, la sociedad presidida por el vicepresidente Vicente Rambla encomendó a la firma de Pérez la cabalgata con la que se festejó la salida desde Alicante de la vuelta al mundo a vela. Según el contrato, el 20 de agosto de 2008 la sociedad de la Generalitat acordó contratar la fiesta, el 1 de septiembre invitó a tres empresas a presentar ofertas, entre ellas Orange Market-. La empresa de Álvaro Pérez entregó su propuesta el 9 de septiembre y tres días después, el 12, se quedó con un contrato valorado en 445.000 euros más IVA. Los plazos fueron más que ajustados porque la fiesta de inauguración se celebró solo siete días después de la adjudicación del contrato.

El contrato de Orange Market para la Volvo Ocean Race es solo uno de la larga lista de encargos que ha logrado Álvaro Pérez Alonso desde 2004, cuando centró sus negocios en la Comunidad Valenciana tras perder el PP las elecciones generales. Desde entonces, la empresa de Pérez Alonso, El Bigotes, ha logrado contratos en la Generalitat valenciana por valor de más de seis millones de euros.

El número de contratos y la cuantía no están cerrados. Al estallar el escándalo, el gobierno que preside Francisco Camps sólo reconoció haber contratado con la empresa de Pérez los pabellones valencianos en Fitur entre 2005 y este año, por un montante global de unos 5,5 millones de euros. También admitió, tras destaparse la trama, que se había adjudicado por 445.000 euros la fiesta inaugural de la regata de la Volvo Ocean Race en Alicante. Pero posteriormente, los requerimientos de la oposición y las investigaciones periodísticas han sacado a la luz otros encargos.

Así, además de las consejerías de Presidencia y Turismo, Orange Market ha trabajado para las de Medio Ambiente, Cultura y Bienestar Social. En la primera de ellas, consiguió uno de sus primeros contratos a través de la empresa Vaersa, que le encomendó en 2004 un documental didáctico sobre los contenedores amarillos que no llegó a terminar, aunque cobró la mitad del contrato, un total 69.310 euros, por entregar un guión y una maqueta.

La empresa de Pérez también ha conseguido contratos con entidades controladas por el PP, como la Ràdio Televisió Valenciana -una cifra menor-, Feria Valencia -que no ha concretado la cantidad- y la Fundación Agua y Progreso, para la que organizó un acto de la campaña Agua para todos. La empresa también montó la carpa institucional de la Generalitat en Open de Tenis de Valencia, hizo un vídeo para el hospital Clínico de Valencia y es relacionada en el sumario que instruye Garzón con la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia, la Copa del América y la Fórmula 1. La Generalitat ha negado que Orange Market participase en estos tres grandes eventos.

Orange Market es la principal proveedora de actos de la dirección regional del PP. La firma de Pérez ha organizado, entre otros, el congreso regional del PP el pasado mes de octubre; la última campaña electoral autonómica, y distintos mítines de partido.

Pérez desembarcó en la Comunidad Valenciana de la mano de Special Events, la empresa de Francisco Correa, supuesto jefe de la trama corrupta. Con esta firma y con Orange Market trabajó en las campañas electorales del PP en 1999, 2003 y 2007. La cuantía de los contratos con el PP no se ha concretado, pero el Síndic de Comptes menciona a las firmas de la trama en varios informes sobre los gastos electorales. Sobre Orange Market, afirma que dejó de justificar facturas por servicios prestados por valor de 175.000 euros. En 2003, Special Events dejó por aclarar recibos por 140.000 euros, y Rialgreen, SL, otra firma de la trama, por otros 82.339 euros.

Los contratos de Orange Market

- Consejería de Presidencia. La empresa se adjudicó con el ex consejero Esteban González Pons la Guía de la Comunicación. Con Vicente Rambla, logró por 445.000 euros la fiesta de inauguración de la Volvo Ocean Race.

- Consejería de Turismo. Adjudicación de los pabellones de Fitur entre 2005 y 2009, por un importe global que ronda los 5,5 millones de euros.

- Consejería de Medio Ambiente. A través de la empresa Vaersa, Orange Market cobró 69.310 euros, la mitad del contrato por el guión de un documental que no acabó.

- Consejería de Bienestar Social. Dos actos de una de sus fundaciones por cerca de 32.000 euros.

- Consejería de Cultura. Un contrato de 100.000 euros en el décimo aniversario de Castelló Cultural.

- Feria Valencia. Servicios de mercadotecnia y publicidad, así como trabajos en la feria Hábitat, de las que la institución no ha desvelado la cantidad.

- Fundación Agua y Progreso. Contrato de 13.502 euros para un acto de la campaña Agua para todos con Special Events, la empresa madre de Orange Market.

- RTVV. Un servicio de transporte y montaje de mesas por 2.178 euros.

- Partido Popular. La formación contrató con Special Events, Orange Market y Rialgreen campañas electorales en 1999, 2003 y 2007, así como numerosos actos de partido. La Sindicatura de Comptes, sobre las elecciones de 2003 y 2007, apuntó que no habían justificado facturas por 397.339 euros.

- Otros encargos. Orange Market trabajó para el Open de Tenis en Valencia e hizo un vídeo del hospital Clínico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 2009

Más información