Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bermejo, expedientado por cazar sin licencia

El PP solicita una comisión de investigación sobre las cacerías del ministro

Las actividades cinegéticas del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, siguen poniendo en aprietos al PSOE y proporcionan oxígeno político al PP ante la investigación por corrupción. No obstante, los socialistas dan por seguro que a pesar de las "inconveniencias" que está creando la afición a la caza del ministro no tapará la acción de la justicia en torno a cargos públicos del partido de Mariano Rajoy.

Pero lo cierto es que ayer el PP vio campo para salir a respirar. Primero se supo que el ministro acudió a una cacería en Jaén con el juez Baltasar Garzón el mismo fin de semana en el que permanecían en el calabozo los detenidos en la operación. Luego se conoció que Bermejo ha sido invitado a varias monterías; que caza en la finca pública de Quintos de Mora (Toledo) y que no tenía licencia para hacerlo en Andalucía.

El ministro admitió ayer en La Mirada Crítica, de Telecinco, que incumplió la ley: "Lo lamento, tendré que sacar la licencia inmediatamente". La Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, abrió ayer expediente contra el ministro, informa Manuel Planelles. La investigación de la Consejería de Medio Ambiente podría terminar en una sanción de 601 a 4.000 euros y la "suspensión o inhabilitación para la obtención de la licencia de entre un mes y cinco años".

El PP aprovechó la munición proporcionada por el propio Bermejo y ayer registró en el Congreso la petición de una comisión de investigación "para esclarecer las actividades contrarias al principio constitucional de separación de poderes, al ordenamiento jurídico y al Código de Buen Gobierno por el ministro de Justicia".

La comisión de investigación tendría por objeto, según explicó la portavoz del PP, Soraya Saénz de Santamaría, determinar las relaciones del ministro y el juez, si Bermejo transgredió alguna norma en sus cacerías y si aceptó invitaciones. Según Saénz de Santamaría, "no es admisible un ministro que incumple la ley", aunque sea la de caza. La petición no se votará en el Pleno antes de finales de marzo y, además, el PP tiene pendiente la discusión de la que solicitó sobre la entrada de la empresa rusa Lukoil en Repsol, a pesar de que esa operación fracasó.

En la dirección del Grupo Socialista se consideró "patética" la respuesta del PP a las imputaciones en Madrid y en Valencia. "Resulta grotesco que el día que aparecen problemas para Camps, para Gallardón, para Aguirre y para Rajoy, la salida del PP sea proponer una comisión de investigación sobre la cacería", sostuvieron los mismos interlocutores socialista.

Ahora bien, aunque el criterio de la mayoría de los socialistas se orienta a resaltar la gravedad de los problemas del PP, lo cierto es que la preocupación crece en el PSOE por las derivaciones de la cacería de Bermejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2009