ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 15 de febrero de 2009
Referéndum en Venezuela

Luis Herrero: "La policía se abalanzó sobre mí y me sentí secuestrado"

El eurodiputado del PP llamó dictador a Chávez - Los agentes metieronal político en un avión hacia Brasil - España se queja por la expulsión

/ Caracas / Madrid 15 FEB 2009

El Gobierno de Venezuela expulsó ayer al eurodiputado Luis Herrero, llegado a Caracas en calidad de observador internacional del referéndum de hoy, que podría abrir las puertas a la reelección indefinida del presidente Hugo Chávez. Las autoridades venezolanas consideraron "lesivas" unas declaraciones del eurodiputado del Partido Popular, en las que criticó la ampliación del horario de votación y calificó de dictador a Chávez.

El Gobierno español convocó ayer mismo al embajador venezolano, Alfredo Toro, y le expresó su queja por el trato recibido por el parlamentario, que se vio privado de la protección consular. El Ministerio de Exteriores planea presentar una nota de protesta formal. El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, calificó la expulsión de Herrero de "desprecio a las instituciones democráticas".

El Consejo Electoral no ha acreditado a los eurodiputados como observadores

El dirigente venezolano acusó a Herrero de provocar el incidente

Según la versión del Gobierno, Herrero "fue invitado a dejar el país". El eurodiputado y sus acompañantes, entre ellos su correligionario Carlos Iturgáiz, pintan un cuadro distinto. "En el hotel se presentó un funcionario de Exteriores acompañado de seis o siete policías más. Me preguntaron si era el diputado Herrero. Fue decirles que sí y se abalanzaron sobre mí", explica el eurodiputado vía telefónica desde São Paulo. "Uno me cogió del cuello, otro de los brazos, otro me empujaba de la cintura. Me sacaron de allí como si me llevaran en la sillita de la reina. Carlos Iturgaiz se portó como un valiente. Se intentó interponer en su camino y le quitaron el teléfono móvil como si estuvieran desarmando a un pistolero en el oeste. Lo avasallaron. Por supuesto, no dejaron que recogiera mi equipaje ni mi pasaporte. También a mí me quitaron el móvil".

Herrero fue introducido en una furgoneta. Sus preguntas, explica, recibían por toda respuesta un movimiento negativo de cabeza del policía que iba a su lado. "Esos momentos de incertidumbre fueron los peores. Me sentí secuestrado. Aunque también tengo que decir, en honor a la verdad, que en ningún momento dudé de que se trataba de policías -tenían una pinta inconfundible- y que el maltrato no se prolongó más allá de la abrupta salida del hotel".

Finalmente, logró saber que se dirigían al aeropuerto de Maiquetía, a media hora de Caracas. "Al llegar al aeropuerto, para hacer ver quién mandaba allí, se metieron directamente por la pista, y aparcaron junto a un avión de Varig (la compañía aérea de Brasil). Intentaron que embarcara, pero, claro, no tenía pasaporte. Así que hubo que esperar a que un motorista fuera al hotel y se hiciera con mi pasaporte. Todo el tiempo me tuvieron encerrado en la furgoneta".

A bordo del avión supo que se dirigía a Brasil. "En ese momento me sentí feliz, libre", comenta Herrero desde el aeropuerto de São Paulo, mientras esperaba embarcar en un avión con destino a Madrid. "Aunque la gente no se lo crea, a mí no me gusta estar en el centro de esta polémica. Pero si tiene que servir de algo, que sirva para que los venezolanos se den cuenta de los métodos de Chávez, de qué pasa cuando alguien piensa distinto y lo dice".

El eurodiputado Carlos Iturgaiz declaró ayer en Caracas que acciones como la expulsión de Herrero dejan mucho que pensar acerca del respeto a las garantías individuales en Venezuela, informa Maye Primera. "El Gobierno venezolano ha privado a Luis Herrero de la libertad de expresión, de movimiento y de comunicación", dijo Iturgáiz, que añadió que ninguna autoridad había dado explicaciones a la delegación española del Parlamento Europeo, invitada por la oposición venezolana. Tampoco el Consejo Nacional Electoral había acreditado a los eurodiputados como observadores. Sin embargo, Iturgaiz dijo que esperarían las credenciales hasta un minuto antes de que se abran los colegios electorales este domingo.

Las reacciones a la expulsión de Herrero no se hicieron esperar. El Partido Popular expresó su "repulsa" por el incidente, que el senador Iñaki Anasagasti, del PNV, calificó de "despropósito". Anasagasti recordó que ninguna delegación parlamentaria española había sido admitida para vigilar la limpieza del plebiscito. El presidente del Grupo Popular Europeo (PPE-DE), Joseph Daul, declaró: "La impresión es que Hugo Chávez y sus seguidores no quieren testigos incómodos de lo que pueda pasar en el referéndum".

El presidente venezolano acusó a Luis Herrero de haber "producido el incidente de manera intencionada" y confió en que el suceso "no empañe las excelentes relaciones" que mantiene con el Gobierno español.

Luis Herrero, a su llegada al aeropuerto de São Paulo / ASSOCIATED PRESS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana