Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PP denuncia que se guardan los historiales penales del franquismo

Interior admite que persisten errores porque la limpieza se hizo "a mano"

En mayo de 2008, en la Comisaría Provincial de Alicante, un ciudadano pidió un certificado de sus antecedentes penales y se topó con que el Estado guarda memoria de tres infracciones. Dos de 1975 y una de 1973, por violar la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social. Se trata de una ley preconstitucional que permitía meter a personas en la cárcel durante la dictadura (por ejemplo, ser homosexual). En teoría, esos antecedentes, aberrantes en democracia, no existen. Con este certificado de penales en la mano, de 2008, la senadora del PP Rosa Vindel le dijo ayer al ministro del Interior que "esto convierte en papel mojado todas las garantías constitucionales".

Alfredo Pérez Rubalcaba, que contestó en un principio que no existen tales antecedentes registrados por leyes como la de peligrosidad social o la "infausta" de vagos y maleantes, achacó después la cuestión a un error administrativo. Cuando se creó la base de datos de antecedentes penales, explicó, se incorporaron todos los expedientes. En 1986 "se empezó a depurar manualmente" todo lo referido a delitos preconstitucionales. Pero 30 años después de la Constitución, aún quedan "errores" en esa base de datos.

"Puede haber algún error administrativo", reconoció Rubalcaba, "pero en la base de datos actual no hay ninguna referencia a esas leyes". El ministro reprochó al PP que sacara conclusiones de un ejemplo aislado.

Pero un solo caso supone una grave violación de la protección constitucional, explicaba después Vindel. "Si esa persona tiene un problema en España y un policía o guardia civil ve esos antecedentes, enseguida sabe que es un error", decía ayer la senadora. "Pero si esa base de datos se consulta desde Alemania, y no tienen ni idea de qué son esos antecedentes, se puede meter en un problema grave".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de febrero de 2009