Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La segunda mayor asociación de jueces se suma a la huelga del 18 de febrero

Los representantes judiciales, divididos entre dos calendarios de protestas

Lejos de escampar, arrecia el temporal de movilizaciones en el seno de la justicia. Cada día ganan adeptos los partidarios de adelantar la huelga de jueces al próximo 18 de febrero. Dos de las cuatro asociaciones que inicialmente habían acordado hacer la huelga el 26 de junio rectificaron ayer por la tarde. Y decidieron no esperar a junio y convocar el paro (de 24 horas de duración) dentro de 19 días, el 18-F.

Las asociaciones Francisco de Vitoria (segunda de España en número de afiliados, 570) y el Foro Judicial Independiente (con 250) rompieron ayer por la tarde con las otras dos grandes asociaciones (la mayoritaria y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, APM, que cuenta con 1.200 afiliados, y la progresista Jueces para la Democracia, JpD, con 500) e inesperadamente convocaron huelga el 18-F.

El miedo a alejarse de las bases empuja a las asociaciones a adelantar el paro

El cambio de rumbo de la asociación coincidió con el de portavoz, Lorenzo del Río, quien ayer adujo "razones personales" para dejar el cargo. Fue sustituido por el juez de Madrid Marcelino Sexmero, ferviente defensor de dar una respuesta rápida y contundente al hecho de que, hasta ahora, el Ministerio de Justicia no haya "tomado en serio" las reivindicaciones judiciales.

Ambas asociaciones respaldan así a los casi 1.000 jueces de 32 ciudades (entre ellas, todas las grandes capitales de España) que el pasado 21 de enero desoyeron la agenda de movilizaciones pactada en diciembre por las cuatro asociaciones judiciales. Esa agenda consistía en hacer concentraciones ante las sedes judiciales el 18-F y sólo convocar una huelga el 26 de junio si el departamento del ministro Mariano Fernández Bermejo no atendía su tabla de demandas: más juzgados, mayor retribución y que la facultad de señalar los juicios continúe en manos del juez, y no del secretario, como pretende el Ministerio de Justicia.

Tras conocer la ruptura, portavoces de la APM y JpD lamentaron la decisión. La APM reiteró su "lealtad" a la agenda de protestas pactada en diciembre y consideró poco "beneficioso" plantear una medida de presión al comienzo de las conversaciones con el ministerio. JpD expresó "su perplejidad" por la decisión y apeló al "margen de negociación" que aún queda.

El cambio de actitud de las asociaciones Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente tiene su raíz en lo sucedido el pasado 21 de enero, cuando los jueces de las grandes capitales españolas, encabezadas por Madrid y Barcelona, se desentendieron de la agenda de las asociaciones y apoyaron ir a la huelga el 18-F. Obviando así las advertencias contrarias al paro del Consejo del Poder Judicial y del ministro Bermejo, durante cuyo mandato prácticamente se han sublevado todos los estamentos judiciales: funcionarios, secretarios y ahora los jueces. Los fiscales, de momento, se mantienen al margen.

El temor a distanciarse de sus bases y a que ello se traduzca en una sangría de afiliados subyace en la convocatoria de huelga anunciada ayer por Francisco de Vitoria y el Foro. Oficialmente, el motivo que esgrimen para romper con la agenda pactada inicialmente es el "estrepitoso fracaso" de la reunión que mantuvieron con el ministro Bermejo el pasado 26 de enero.

Sexmero considera "ínfimo" el 30% más de inversión en tecnología (20 millones, sobre 72) que les ofreció el ministro. Y añadió que del 5% de subida salarial, "un 3% corresponde a algo pactado hace años". Otro de los aspectos que están atizando la huelga es la intención de Justicia de dejar en manos de los secretarios la facultad de señalar la fecha de los juicios. "Los secretarios dependen y están controlados por el Ministerio de Justicia", explicaron ayer fuentes judiciales.

Justicia ha señalado que este asunto se podría modificar en el Congreso durante la tramitación de la ley que lo regula. La tabla de reivindicaciones pasa también porque Justicia cree en cinco años 1.200 juzgados y acomode a la media europea el número de jueces por cada 100.000 habitantes. La media europea es de 20 jueces. España tiene 10. Alemania, 26. Justicia ofrece 100 juzgados anuales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2009