ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 26 de enero de 2009
Crónica:20ª jornada de Liga

Al Athletic no le sirve el 'plan B'

Iriney y Soriano se bastan en el Almería para anular al equipo de suplentes de Caparrós

El Almería inició los malos pasos del Athletic en la temporada (le batió 1-3 en el primer partido de Liga en San Mamés) y el Almería frenó la ascensión del Athletic tras diez partidos sin perder (en la Liga y la Copa). Los casos, sin embargo, son distintos. El Almería le avergonzó en la catedral con una superioridad abrumadora y ayer, ante el plan B de Caparrós, con sólo dos titulares en la alineación, le dominó 45 minutos y se aculó en la segunda parte llegando incluso a temer por el empate.

Caparrós vio el jueves ante el Sporting que su equipo titular había llegado al límite de sus posibilidades físicas, cansado muscular y mentalmente, y optó por la tremenda. Titulares en casa o en el banquillo y los suplentes a jugar. Salvo el portero Iraizoz y uno de los laterales a elegir (Koikili y Balenziaga, que se disputan la banda izquierda), el resto del equipo eran suplentes de mayor o menor duración.

ALMERÍA 2 - ATHLETIC 1

Almería: Diego Alves; Bruno, Chico, Carlos García, Mané; Juanma Ortiz (Corona, m. 91), Iriney (Juanito, m. 88), Soriano, Crusat Piatti, m. 63); Kalu Uche y Negredo. No utilizados: Esteban; Acasiete, Solari y José Ortiz.

Athletic: Iraizoz; Balenziaga (Orbaiz, m. 55), Etxeita, Ustaritz, Koikili; Susaeta (David López, m. 57), Gurpegui, Yeste, Del Olmo; Etxeberria (Íñigo, m. 75) y Toquero. No utilizados: Armando; Garmendia, Muñoz y Gabilondo.

Goles: 1-0. M. 26. Disparo al larguero de Iriney que cabecea Juanma Ortiz. 2-0. M. 39. Chilena de Negredo y el rechace lo aprovecha Kalu Uche. 2-1. M. 65. Del Olmo, solo, bate a Alves.

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Bruno, Balenziaga, Orbaiz, Ustaritz y Etxeberria.

10.500 espectadores en el estadio Juegos Mediterráneos.

Y se notó. Sobre todo, porque el Almería, más allá de jugar a favor del ventarrón en la primera mitad, tuvo las armas necesarias para doblegar a un Athletic muy verde, con muy poquito ritmo y menor peligro. El equipo de Hugo Sánchez tenía dos cosas muy claras: que Soriano e Iriney eran los gendarmes del partido y que el Athletic jamás construiría un contragolpe sin falta de por medio. Y todo ocurrió. No por la abundancia de faltas técnicas, sino porque Yeste y Gurpegui estaban muy lejos de la calidad de sus oponentes. Soriano, por detrás, parando al Athletic y ordenando el tráfico de su equipo, e Iriney, por delante, inventando jugadas a diestra y siniestra, fueron llevando el partido a los terrenos de Iraizoz, protegido por una defensa de circunstancias. Un zurdo en cada banda y dos chavalillos en el centro (sin Ocio ni Amorebieta) no eran una barrera protectora muy segura.

Y llegó Iriney y largó un derechazo a la cruceta que cabeceó Juanma Ortiz. El gol premiaba la inteligencia del brasileño y la entrega absoluta del alicantino. Sin reponerse del susto, llegó el gol de Uche con un tiro medido tras una chilena de Negredo (¿homenaje a Hugo Sánchez?).

El plan B de Caparrós no funcionaba y el técnico andaluz se amparaba en el viento que sopló en la primera mitad y desapareció en la segunda. Según Caparrós, el partido no se lo llevó tanto el Almería como el lanzamiento de la moneda del árbitro que sorteaba los campos. El gol de Del Olmo, tras la enésima peinada de Toquero, le metió al Almería el miedo en el cuerpo, tras aparecer Orbaiz, David López o Íñigo en el campo. Pero sólo Del Olmo exigió lo mejor de Alves para aguantar el resultado.

Negredo festeja un gol ante Iraizoz. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana