Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de la justicia

El ministerio intenta rebajar la tensión ante el paro

Justicia y el CGPJ consideran asumibles las reivindicaciones

La Comisión Mixta creada entre el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia se reunió ayer para abordar las reivindicaciones de los jueces tras las amenazas de huelga y en vísperas de la juntas anunciadas para el miércoles, paros encubiertos en los que los magistrados hablarán de sus problemas. Al término de la reunión, tanto el Consejo como el ministerio consideraron "asumibles" las peticiones de las asociaciones judiciales. Y avanzaron que la mayoría de ellas están en cauce de solución. En síntesis, los jueces quieren más juzgados, mayor retribución, que se reforme la oficina judicial y se delimiten sus funciones, que se supriman los traslados forzosos por ascenso y que la carga de trabajo sea razonable y permita una justicia de calidad.

La citada comisión anunció ayer que el día 30 aprobará una nueva fórmula para medir el trabajo de los jueces, redefinir las zonas con mayor atasco y, en su caso, crear en ellas más juzgados. También ayer se acordó la mejora de las retribuciones de las guardias (en Madrid se pagan a 216 euros). Julio Pérez, secretario de Estado de Justicia, subrayó que el aumento para 2009 es el regulado en los Presupuestos, aunque entiende que hay que "reestudiar" las retribuciones. Otro acuerdo consiste en crear la figura del juez volante, dedicado a suplir las bajas.

El presidente de esta comisión, el vocal progresista José Manuel Gómez Benítez, no ve, por tanto, motivos para la huelga. La implantación de la nueva oficina judicial "requiere una serie de reformas legales que ya se están tramitando en el Parlamento. Si éste da la luz verde, está prevista su plena implantación en enero de 2010". Gómez Benítez afirma que hay una apuesta "por la homologación e implantación de servicios comunes", por la "informatización" de los juzgados y por la "unificación de sistemas de gestión procesal".

También avanza Gómez Benítez las reformas ya en marcha para fomentar la conciliación familiar del juez. "Por ejemplo, la supresión del traslado forzoso por ascenso". Los jueces más jóvenes se quejan de que se les obligue a cambiar de ciudad al ascender a magistrados. Respecto a la carga de trabajo, Gómez Benítez señala que "los módulos actuales no reflejan la realidad" y que se van a modificar.

Las asociaciones judiciales calificaron de "positiva" la reunión y aplaudieron el protagonismo del Consejo para liderar sus reivindicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de enero de 2009