Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía marroquí mata a tiros a un subsahariano en un asalto a Melilla

80 inmigrantes intentaron penetrar en la ciudad en la madrugada de Año Nuevo

Un subsahariano que, junto a otros 80 inmigrantes, trataba de entrar en Melilla la madrugada de Año Nuevo fue muerto a tiros por las fuerzas marroquíes que trataban de abortar el asalto a la ciudad. Los hechos ocurrieron en el puesto fronterizo de Farhana, según informó la agencia de prensa marroquí MAP.

Las grandes fiestas o las celebraciones deportivas suelen ser elegidas por los subsaharianos para intentar dar el salto a la ciudad española. Sospechan que es entonces cuando las Fuerzas Auxiliares marroquíes y la Guardia Civil española están más distraídas, pero éstas suelen adivinar sus intenciones.

Con motivo del Año Nuevo, unos 80 inmigrantes se organizaron para atravesar el paso de Farhana. Ni siquiera llegaron a ser rechazados en la triple valla fronteriza por la Guardia Civil, porque los marroquíes se encargaron de hacerlo antes de que la alcanzaran efectuando "disparos de advertencia".

"Una persona del grupo de clandestinos subsaharianos resultó herida durante ese asalto, especialmente violento, y falleció a consecuencia de sus heridas durante su traslado al hospital" El Hassani de Nador, la capital provincial marroquí, situada a 14 kilómetros de Melilla, según la agencia MAP.

Catorce participantes en el asalto fueron detenidos en los alrededores de Farhana y otros dos fueron capturados en el vecino monte Gurugú, que domina Melilla desde Marruecos. Los demás lograron huir.

Desde finales de octubre, cuando el temporal arrasó cerca de cien metros de la valla que protege a la ciudad autónoma, grupos de subsaharianos han intentado penetrar en Melilla, a veces con éxito. Curiosamente, esos asaltos no se produjeron en el lugar donde la verja estaba derruida, sino en la frontera internacional de Beni Enzar y en sus inmediaciones, sobre todo en un cauce cuyas compuertas tuvieron que ser abiertas para limpiar los objetos que había arrastrado un arroyo. El asalto más masivo y violento tuvo lugar el 10 de noviembre.

La frecuencia de los asaltos y el número de participantes son, sin embargo, muy inferiores a los que se produjeron en otoño de 2005. Entonces llegaron a participar en ellos hasta 600 subsaharianos. Los disparos de las Fuerzas Auxiliares y de la Gendarmería marroquí causaron en aquella ocasión 15 muertos entre los inmigrantes, diez de ellos a las puertas de Melilla y cinco a las de Ceuta.

Las fuerzas del orden marroquíes han estado además estos días especialmente activas en la represión de las manifestaciones de solidaridad con los palestinos de Gaza. La violencia policial ha provocado la muerte de un estudiante, Abderrazak el Gadiri, de 21 años, en Marrakech, según fuentes locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de enero de 2009