Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE deberá mejorar la formación para cubrir 100 millones de empleos

Los puestos de alta cualificación representarán un 31% a finales de 2020

A pesar de la dureza de la crisis y de las masivas destrucciones de empleos, en la Unión Europea se crearán 100 millones de oportunidades de nuevos empleos entre 2006 y 2020. La cobertura de esta impresionante demanda de puestos de trabajo dependerá en buena medida del grado de la adaptación de los sistemas educativos nacionales para proporcionar la adecuada formación y cualificación a los buscadores de empleo.

Una investigación del Center for Development of Vocational Training (Cedefop) para la Comisión Europea estima que para 2020, la proporción de empleos que requerirán un alto nivel de educación será del 31%, frente al 25% actual. Al mismo tiempo, la proporción de empleos que requerirán un bajo nivel de formación descenderá desde el 26% al 18%.

"No tiene sentido que crezca el paro mientras hay puestos vacantes"

El estudio prevé que en los próximos 12 años además de crearse 19,6 millones de nuevos empleos, otros 80,4 millones de puestos de trabajo estarán disponibles a medida que los trabajadores se jubilen o abandonen el mercado laboral. Durante el tercer trimestre de 2008, un total de 226,7 millones de hombres y mujeres estaban empleados en la UE de los Veintisiete. Durante estos tres meses la Unión dejó de crear empleo por primera vez, mientras que la zona euro registró su primera pérdida de 80.000 puestos de trabajo. A finales de octubre, la Unión contaba con 17 millones de desempleados, lo que representaba el 7,7% de la población activa. En España la tasa fue del 12,8%.

En el futuro mercado laboral cada vez habrá menos agricultores y trabajadores fabriles mientras crecerá la demanda en servicios. Para 2020, casi las tres cuartas partes de los empleos estarán en el sector servicios. En los próximos 12 años, la agricultura perderá 2,9 millones de puestos de trabajo, mientras que la construcción permanecerá estable y la industria manufacturera recortará unos 800.000, a pesar del aumento del área de ingeniería.

Con una perspectiva más a corto plazo, en el horizonte de 2015, las mejores expectativas de empleo se producirán en los servicios empresariales (tales como tecnologías de información, seguros y consultoría), salud, trabajo social, distribución, servicios personales, hoteles y catering y, en menor grado, educación.

La intensa demanda de empleo con altos niveles de cualificación puede implicar la polarización del mercado de trabajo. El estudio de Cedefop, elaborado con datos del pasado junio, prevé que hasta 2020 se podrían crear 17,7 millones de nuevos empleos altamente cualificados en ocupaciones no manuales en la Europa de los Veinticinco. Los sectores más significativos son administrativos, marketing, logística, dirección de ventas, tecnología de información, enseñanza profesional y técnica.

Las actividades manuales como los conductores de camiones también deberán mejorar sus conocimientos para adaptarse al manejo de nuevos vehículos. Los autores destacan que también se crearán unos cinco millones de empleos en servicios de seguridad, asistentes domésticos, cajeros y trabajadores de limpieza.

El comisario de empleo, Vladimir Spidla, ha subrayado la necesidad de asegurar un mejor encaje entre la cualificación de nuestros trabajadores y los empleos que estarán disponibles. "No tiene sentido", precisó Spidla, "que en estos tiempos difíciles veamos cómo crece el desempleo pero las vacantes de puestos de trabajo no se cubren".

La Comisión Europea ha anunciado que ayudará a los Estados, regiones y otros agentes sociales implicados en aumentar y adaptar la educación a las necesidades reales de las empresas. Para ello movilizarán las políticas actuales existentes y especialmente el Fondo Social Europeo.

La demanda de empleo se verá afectada por el creciente envejecimiento de la población europea, lo que exigirá un aumento de la tasa de participación con más inmigración. La tasa de empleo de los trabajadores de entre 15 y 64 años aumentará desde el 65,5% en 2007 hasta el 69% en 2020.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 2008