Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catarroja mejora la cesión de suelo a Llanera en Nou Mil·leni

La oposición denuncia un favor político a la inmobiliaria sometida a concurso

El Ayuntamiento de Catarroja aprobó ayer en el pleno, con el voto favorable del equipo de gobierno, formado por el Partido Popular y Unión Valenciana, la nueva propuesta jurídico-económica del polémico programa de actuación urbanística Nou Mil·leni, que incluye un sobrecoste de más de 22 millones de euros para mejoras en la urbanización y un paralelo aumento del terreno edificable que debe cederse al urbanizador, en este caso la empresa mixta Iniciativa y Promociones de Viviendas Valencianas, SL (Improva), participada por el Instituto Valenciano de Vivienda (IVVSA) y por la inmobiliaria Llanera, sumida en un proceso concursal.

El aumento de los costes de urbanización se justifica por la necesidad de cumplir las exigencias de la Comisión Territorial de Urbanismo, que incluyen la construcción de una carretera que enlace la urbanización con la pista de Silla y de las infraestructuras necesarias para hacer posible la llegada del tranvía. Las actuaciones correrán a cargo del urbanizador y elevan el coste de 122 millones de euros previstos en 2006 a 144,9 (un 18% más).

El nuevo proyecto mantiene como referencia el precio de la VPP en 2006

Pero el aspecto más controvertido de la propuesta defendida por el alcalde, Francisco Chirivella, es el aumento del coeficiente de canje que afecta a los terrenos que los propietarios deben ceder al urbanizador y que se sitúa en el 61,93% en lugar del 52,63% previsto inicialmente. Esto supone, en la práctica, aumentar la edificabilidad para Improva de 760.819 metros cuadrados a 898.877, (un 18% más).

La oposición ha criticado las formas, por la celebración del pleno a las nueve de la mañana, y el contenido de la propuesta.

La concejal de Esquerra Unida, Rosa Pérez, auguró que estas modificaciones generarían un importante conflicto con los propietarios de los terrenos, muchos de ellos empresas de construcción, y cuestionó que para recalcular el porcentaje de edificabilidad "se haya tomado como referencia el precio de la vivienda de protección oficial de 2006 y no el de 2008, sensiblemente superior". La edil también cuestionó la imparcialidad de los informes en los que se sustentan los cambios, a cargo del gabinete jurídico de la Generalitat y de cuatro despachos privados aportados por Llanera, y alertó de que en el informe de la secretaría municipal se cuestionan los criterios para la modificación del coeficiente de canje. Esquerra Unida trasladará el tema a Bruselas para que la "atrocidad" del Nou Mil·leni se incluya en el informe sobre abusos urbanísticos en la Comunidad Valenciana que elabora el Parlamento Europeo.

El Grupo Socialista planteará un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia contra la decisión del plenario y el contra propio proyecto urbanístico, según su portavoz, Wilson Ferrús.

El pleno municipal es un nuevo paso para convertir en realidad el proyecto de 12.000 nuevas viviendas, 7.000 de ellas de protección oficial, que supondrá duplicar la actual población de Catarroja, que ahora es de 29.000 habitantes. Un proyecto que toda la oposición considera un favor político dirigido a reflotar la inmobiliaria Llanera.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de diciembre de 2008