Telefónica pide a la UE que evite el exceso de regulación

La plana mayor de Telefónica con su presidente a la cabeza, César Alierta, desembarcó ayer en Bruselas y se hizo oír ante las autoridades comunitarias. Alierta advirtió que la inversión en nuevas redes de fibra óptica (unos 250.000 millones) prevista por el sector no puede ser puesta en peligro por "una normativa desproporcionada", en alusión a los planes comunitarios de imponer un regulador europeo.

La empresa quiere vender activos no estratégicos por 3.000 millones

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2008