Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos pierden 29,5 millones por el IRPF de 2006

Hacienda recaudó 173,7 millones, pero sólo les ingresará 144,2

Por primera vez, los obispos pierden ante Hacienda. Y mucho: 29.583. 617 euros en un solo año. El Ministerio de Hacienda les adelantó en 2006, mes a mes, en una cuenta de la Conferencia Episcopal Española (CEE), un total de 144,2 millones, pero los contribuyentes asignaron ese año a la Iglesia algo más de 173,7 millones de euros. La diferencia no será abonada a la CEE.

Desde 1987, primer año de este sistema conocido indebidamente como impuesto religioso, el Estado siempre entregaba al episcopado, para salarios de sacerdotes y obispos, más dinero del finalmente recaudado por la Agencia Tributaria. La Conferencia Episcopal no devolvía lo percibido de más. Hubo ejercicios en que la diferencia a favor de los eclesiásticos superó los 38 millones. Ocurrió en los años fiscales de 1987 y 1988, los primeros del sistema de asignación tributaria a la iglesia romana.

Éstos son los datos de la declaración de la renta de 2006, realizada por los contribuyentes en la primavera de 2008. Se da por sentado que los de 2007 (campaña fiscal de 2008) van a ser mucho más beneficiosos para el episcopado, que se ha gastado en el último año algo más de 2,7 millones de euros en campañas de imagen y publicidad para explicar el nuevo sistema de financiación eclesiástica. Entró en vigor el 1 de enero de 2007 e incrementó un 34% la asignación de cada contribuyente que ponga una equis en su IRPF en favor de la Iglesia (antes el 0,52 de la cuota íntegra, ahora un 0,7).

Lo acordado entonces tiene, además, "carácter indefinido" pese al compromiso de autofinanciarse asumido por los obispos en el Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos, de 3 de enero de 1979.

268.336 declarantes más

El 33,45% de los españoles que hicieron en 2007 la declaración de la renta (IRPF) sobre sus ingresos en 2006 asignaron a esta iglesia ese 0,52% de la cuota íntegra del impuesto. Con relación al año fiscal anterior, se incrementó en 268.336 el número de declaraciones a favor de la Iglesia católica (7.750.000 personas, incluidos los contribuyentes de las haciendas forales y las declaraciones conjuntas). En porcentajes, supone "un leve ascenso en relación con el año anterior".

Los datos los ofreció ayer el vicesecretario general para Asuntos Económicos del episcopado, Fernando Giménez Barriocanal. También informó de que la Agencia Tributaria aún no les ha notificado la liquidación provisional del IRPF de 2007 (campaña de renta de 2008). Ese año el Estado entregó a cuenta a la CEE, mensualmente, 12.5 millones de euros.

El artículo 3 de los acuerdos firmados hace un año por el Gobierno socialista y la Conferencia Episcopal dice que "antes del 30 de noviembre de 2008, se efectuará una liquidación provisional de la asignación correspondiente a 2007, practicándose la liquidación definitiva antes del 30 de abril de 2009. En ambas liquidaciones, una vez efectuadas, se procederá por las dos partes a regularizar, en un sentido o en otro, el saldo existente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2008