Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RAFAEL VAN DER VAART | Centrocampista del Real Madrid | 13ª jornada de Liga

"Siempre he querido aprender por mí solo"

Rafael van der Vaart (Heemskerk, Holanda; 25 años) ha pedido a sus abuelos de Chiclana (Cádiz) que le hablen en castellano para aprenderlo rápido. Aún no se atreve con el idioma materno y pide que la entrevista sea en inglés. Pero si se le pregunta quién le hace de traductor en el vestuario, precisa: "Wesley [Sneijder], pero ya lo entiendo todo". Hace dos semanas ha encontrado casa y dice que eso le permite disfrutar de la rutina del hogar: "Como leer a mi hijo Damián cuentos holandeses antes de acostarle".

Pregunta. ¿Tiene alguna costumbre española?

Respuesta. Vivo aquí y tengo que vivir como un español: nada de cenar a las 18.30 como en Holanda. Allí es imposible ver a alguien a las diez de la noche en los restaurantes.

"¿Quién me vuelve loco? Iniesta. Es veloz, ve la jugada antes que los demás y tiene gol"

P. ¿Nunca habló castellano en casa?

R. No. Mi madre es española, sí, pero nunca me habló en castellano. Es un poco perezosa.

P. ¿Cómo fue su infancia en Heemskerk?

R. Es un pequeño barrio de caravanas a unos 20 minutos de Ámsterdam. Tuve una infancia divertida, rodeado de amigos y de callejuelas donde podía jugar al fútbol sin parar. La calle era mi vida.

P. ¿Dónde aprendió a jugar?

R. En esas calles. Con cuatro años, mi padre me sacó a enseñarme cosas. Me colocaba unas botellas y yo apuntaba contra ellas para afinar la mira. Después, cuando me vio suficientemente preparado, me llevó a un equipo de Heemskerk. No había cumplido los cinco años todavía.

P. Creció en el Ajax. ¿Qué aprendió en él?

R. Entré con diez años. Aprendí lo qué es la técnica y cómo desarrollar mis habilidades. El Ajax es la mejor escuela de fútbol del mundo.

P. ¿Por qué?

R. Porque hay muchos y buenos entrenadores y hacen un trabajo especial con la cantera. Cada año subían, y siguen subiendo, dos o tres jugadores de las categorías inferiores al primer equipo.

P. ¿Estudiaba y vivía allí?

R. Estudiar, estudiaba, pero no mucho. No tenía tiempo. La escuela, para mí, nunca ha sido importante.

P. ¿En qué jugadores se fijaba?

R. En Romario y Zidane. Lo de Romario fue extraño porque yo era del Ajax y él del PSV. Había tanta rivalidad que estaba mal visto admirar a jugadores del otro equipo. Pero golpeaba el balón como nadie y tenía una técnica extraordinaria.

P. ¿Qué tienen los jugadores holandeses que no tienen los españoles?

R. Quizás, una mejor condición física. Por lo demás, somos iguales: nos gusta el toque, el golpeo del balón, los gestos técnicos.

P. ¿Hay algún español que le vuelve loco?

R. Iniesta. Es uno de los mejores centrocampistas del mundo. Es veloz, ve la jugada antes que los demás y tiene gol.

P. ¿Se entrena el gol?

R. No, porque es una simple cuestión de feeling.

P. ¿Y el golpeo del balón?

R. Eso sí se puede mejorar practicando día a día porque es más una cuestión de confianza.

P. ¿Lo que más entrena?

R. El golpeo, los disparos y los pases.

P. ¿Cuál es el consejo más precioso que le han dado?

R. Mi padre es el que más me ha dado. Pero yo siempre he querido aprender las cosas por mí solo.

P. Jugó tres temporadas en el Hamburgo. ¿Es distinta la forma de entrenarse en Alemania?

R. Allí todo es fuerza física. Se aprecia eso y no las habilidades técnicas. Era difícil desplegar mi juego. Corríamos al menos una hora diaria.

P. ¿Y qué hacía un jugador como usted en Alemania?

R. Entre eso y la Liga holandesa, pensé que era mejor lo primero.

P. ¿Quién ha sido su entrenador más hablador?

R. Van Gaal. Le encantaba hablar de fútbol. No paraba nunca.

P. Schuster es todo lo contrario. ¿Qué prefiere?

R. Da igual. Para mí, eso no tiene la mayor importancia. Si habla, está bien; si habla poco, también está bien. Somos personas mayores y sabemos lo que tenemos que hacer.

P. ¿Por qué el Madrid está en crisis?

R. Estaba. Cuando juegas en un equipo como éste, basta con perder dos partidos para hablar de crisis. Es verdad que es de locos perder contra un segunda b el Real Unión, en la Copa], pero ya está. Cada uno intenta hacer su trabajo y asumir sus responsabilidades.

P. Es el único fichaje del Madrid. ¿Por qué usted?

R. Igual porque jugué una muy buena Eurocopa y una buena temporada con el Hamburgo.

P. ¿Le pesa la responsabilidad?

R. No. Quiero jugar bien y me gusta ser importante. Espero poderlo hacer esta temporada.

P. ¿Dónde estaría si Sneijder no se hubiese lesionado en agosto?

R. También aquí.

P. ¿Qué le contaron Van Nistelrooy y él antes de venir?

R. Lo grande que es el club, lo mucho que se magnifican las cosas y la presión que ejerce la prensa.

P. ¿Nunca se queja?

R. No. Los futbolistas, sólo por el hecho de serlo, no se pueden quejar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2008