Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes pedirán hoy al Gobierno más capacidad para contraer deuda

El presidente recibe en La Moncloa a la ejecutiva de la Federación de Municipios

Seis meses de reivindicaciones "desesperadas" de los alcaldes culminan hoy en el palacio de la Moncloa: el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibe a la ejecutiva en pleno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Encabezados por su presidente, el socialista Pedro Castro, una veintena de alcaldes de grandes ciudades y de pequeños municipios llegan con una reclamación común: más dinero. El presidente ya les ha dicho que se lo va a dar -ayer anunció 8.000 millones para financiar obra pública- pero los ayuntamientos, aun aplaudiendo esa medida, no aparcan sus otras demandas: la principal, mayor capacidad para endeudarse.

El sistema de financiación local no se ha tocado en los últimos 30 años, al contrario que el autonómico. Los ayuntamientos denuncian la "asfixia económica" que sufren -agudizada ahora por la crisis- y subrayan que están asumiendo tareas para las que no tienen ni competencia ni financiación: atención a inmigrantes, escuelas infantiles, centros de tercera edad... Por eso, esta misma semana la dirección de la FEMP aprobó por unanimidad llevar al presidente una doble reclamación: en el corto plazo, más dinero en los Presupuestos del año próximo; en el medio y largo plazo, una reforma del sistema de financiación municipal que cubra esa incoherencia.

La financiación local no se ha tocado en 30 años, al contrario que la autonómica

Los ayuntamientos quieren cobrar la plusvalía sobre el valor real del suelo

Las demandas de la Federación de Municipios se resumen en cinco puntos:

-Autorización del Gobierno para poder endeudarse y cerrar los ejercicios con déficit mientras dure la crisis, como hacen el Ejecutivo y las comunidades autónomas. Cifran esa deuda en un máximo del 0,5% del PIB, lo que supondría unos 5.500 millones de euros que prestarían los bancos al conjunto de los ayuntamientos. En la actualidad, si un municipio se endeuda -como hicieron por ejemplo, hasta las cejas, Madrid y Zaragoza- tiene que pedir permiso expreso al Gobierno y elaborar un Plan Económico-Financiero explicando cómo va a retornar en tres años al equilibrio presupuestario.

-Fondo de 80 millones para repartir entre los ayuntamientos de menos de 75.000 habitantes: el 99% de los 8.000 que hay en España.

-Aumentar la "entrega a cuenta" que el Gobierno adelanta a los ayuntamientos de la recaudación del año. Ahora les da el 95% de lo que prevé recaudar, y la FEMP pide que se eleve al 98% para igualarse con las comunidades autónomas. Si el Gobierno lo aceptara, este cambio supondría 450 millones en 2009.

- Garantizar el cobro del "anticipo", otro adelanto de lo recaudado que ahora se paga sólo si el Gobierno lo ve conveniente. Otros 450 millones en 2009. Tan improbable conseguirlo como el punto anterior, al menos en estos años de crisis, según admiten fuentes de la FEMP.

-Modificación del impuesto de plusvalía -el que grava la compra-venta de una casa o un terreno- para que los ayuntamientos lo cobren en función del valor de mercado (actual) del suelo, no de su valor catastral (siempre obsoleto).

La ejecutiva de la Federación de Municipios planteará todo esto al presidente al día siguiente de que éste anunciara 8.000 millones de euros para obra pública en las ciudades. Fuentes de la FEMP subrayaron que, aun siendo muy bienvenida esa lluvia de dinero, no apartará a los alcaldes de sus viejas reivindicaciones. "Sabemos que no podremos conseguirlo todo, pero algo de lo que pedimos nos tienen que conceder", afirma un regidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008